Entrevista a Pablo de “Nociones Comunes”


Con gran ilusión presentaré en esta entrada mi primera entrevista para este blog, que creo que os puede resultar de gran interés. El pasado lunes día 2, grabadora en mano, me desplacé hasta el local de Nociones Comunes situado en pleno barrio de Lavapiés.

Nociones Comunes logo

Como ya se explicará posteriormente, este proyecto surge a raíz de la iniciativa de los encargados de la librería y editorial “Traficantes de sueños”, localizada en la misma dirección.
local Traficantes de sueños
Local de “Traficantes de sueños” en C/ Embajadores 35, Local 6, Barrio Lavapiés (Madrid).

Tras haberme comunicado previamente con ellos vía online, Pablo, uno de los miembros del proyecto, fue tan amable de concederme la entrevista y abrirme las puertas del local para contestar a mis preguntas de una forma clara y cercana. Os dejo disfrutar de la conversación que tuve con él, que trató puntos desde la fundación de Nociones Comunes y las actividades que lleva a cabo hasta preguntas más abiertas sobre feminismo.

– ¿Podrías hablarnos de cómo surgió el proyecto “Nociones comunes” y de los temas de los que se ocupa y sobre los que trabaja?

El blog de “Nociones Comunes” es la escuela de “Traficantes de sueños”, una librería y editorial vinculada a movimientos sociales de carácter autónomo, es decir, independientes de partidos políticos y no marcados por una ideología. Mucha gente nos define como una izquierda alternativa, de tendencia libertaria e incluso anarquista, quizá porque no nos vinculamos a partidos políticos.
Nuestra labor fundamentalmente se basa en la difusión de contenidos y la generación de luchas sociales a través de estos contenidos, y en “Traficantes de sueños” además de los libros, pensamos que estos debates que aquí realizamos estaría bien hacerlos llegar a todos en forma de cursos y talleres.
Y así hace dos años y medio surge “Nociones comunes”, de nuestra iniciativa y de un montón de gente que nos echa una mano.

Las áreas que tratamos son:
Metrópolis: Tiene que ver con la economía, mejor dicho con la crisis en las ciudades y en los barrios.
Postcolonialidad: Todo lo que tiene que ver con la cuestión racial, étnica y debates en torno a las migraciones.
Estudios subalternos: A lo largo de la Historia ha habido escuelas académicas y activistas que se han encargado a pensar junto a la gente oprimida como las mujeres de la India con el Ecofeminismo.
Feminismos: Tratamos temas como el feminismo de las mujeres chicanas, de las mujeres negras en EEUU; mujeres que a través de sus luchas a pesar de no tener estudios académicos son capaces de elaborar un pensamiento crítico que en unos años tiene respaldo universitario.
Tecnopolítica: Todo lo que tiene que ver con tecnología e intervención activista. Con el 15M han tenido especial relevancia redes sociales como Twitter, pero también herramientas colaborativas que han surgido en torno al 15M como el N-1 , todo el tema del software libre y la cultura libre.

– ¿Qué seguimiento tienen estos talleres? ¿Os dirigís a un público homogéneo o a distintos sectores?

En los 2 años que llevamos, la gente que asiste más o menos frecuentemente son unas 700.
La verdad es que el perfil es variado. Todos los años se apunta bastante gente del máster de género de la Universidad Autónoma de Madrid. Este año hay un grupo de chicas de la Consejería de Feminismo del 15M de Sol.También hay gente que no tiene una vinculación especial con nada, acude simplemente porque se ha enterado a través de Facebook, por ejemplo.
No obstante, sí es verdad que hay un cierto perfil de gente que tiene una vinculación con el activismo social, pero la verdad que los perfiles varían.

En el tema de edades hay de todo, aunque mayoritariamente se sitúa entre los 25 y 35 años. También abunda el perfil universitario.
Aunque a medida que vamos creciendo los públicos se están ampliando, hay muchas menos personas mayores de 50, por ejemplo.

– Y, concretamente en los talleres de feminismo, ¿encontráis más público femenino o es indiferente?

Hay algunos chicos, pero sobre todo bastantes chicas, un 85% (y en algunos momentos, hasta un 90%). Pero algo curioso es que también hay mayor cantidad de chicas en el resto de cursos, alguno se ha equilibrado, pero en general el 70% son chicas. O sea en el caso del feminismo podríamos pensar que este reparto se da porque el tema suele ser controvertido, pero vemos que en el resto de cursos también sucede, no sé cual será la razón.

– Adentrándonos un poco más en el tema del feminismo, ¿piensas que el concepto de feminismo se ha visto degradado y que hay una concepción negativa respecto a él y a las personas feministas?

Pues lo cierto es que en muchos debates (de carácter más personal, los que mantengo con mis amigos) sale el tema de feminismo y lo vinculan con hembrismo, es decir, creen que es lo contrario al machismo, cuando eso no tiene nada que ver con el planteamiento inicial del feminismo.
Lo primero que hago en estas discusiones es preguntarles qué saben del feminismo, porque realmente dicen que no están de acuerdo con él sin saber lo qué es y lo que hace. Les explico lo qué es, qué tipos hay y su historia, porque no tiene sentido estar en contra de algo tan diverso, complejo y con siglos de existencia sin haberse informado antes. Voy poniéndoles ejemplos de luchas feministas, como el de las mujeres indias con el Ecofeminismo. Les cuento que se abrazaban a árboles arriesgando su vida para evitar que se talaran y que los hombres al servicio de las empresas eran partidarios de talarlos, y a la mayoría le parece bien y está de acuerdo con la labor feminista. El nombre puede dar lugar a confusión, pero realmente lo que importa es la labor, hay que evitar este cliché, que yo pienso que los sectores antifeministas (como la derecha conservadora) han extendido. Luego está la izquierda, que no toda tiene por qué ser feminista, pues parte de ella puede utilizar el feminismo para un lavado de imagen: aludo al PSOE con la Ley del aborto, que aunque un/a feminista pueda estar de acuerdo, no sólo hay que hacer esa ley, sino orientar otras políticas a la igualdad como las del tema de los salarios, por ejemplo. Esa contradicción es la que utilizan los sectores antifeministas para desprestigiar al feminismo, cuando realmente el feminismo no se asocia con política, sino que es algo que nació de grupos sociales, de un montón de gente muy distinta que piensa que la política no tiene por qué asociarse a instituciones se unió para luchar por la igualdad.

– Respecto a la juventud, se supone que las generaciones más mayores tienden más al machismo, sin ir más lejos por la política que imperaba en su juventud. Aludo al franquismo, época en la que la mujer era vista como un niño o un deficiente mental y estaba totalmente privada de libertades. Se supone que ahora los jóvenes con el acceso a la educación tendríamos que ser más liberales y apoyar al feminismo pero, ¿piensas que en ese aspecto hemos avanzado y los jóvenes son educados en la tolerancia y el respeto o realmente sigue habiendo jóvenes machistas sin importar la edad?

Pues curiosamente y relacionando con la pregunta anterior, nadie del espectro político actual podría defender en público temas como el maltrato o la desigualdad salarial (aunque se da) y se supone que hay una legislación más igualitarista, aunque lo curioso es que estas conquistas en derechos no provienen de los partidos, sino que han sido logradas por grupos sociales, por el propio movimiento feminista que independientemente de si estuviese Franco o la democracia, se ha opuesto a determinadas leyes que degradaban a la mujer. Si no hubiera habido luchas feministas en los 60 no hubiera habido un cambio de leyes tan grande orientado a la igualdad. Pero eso no quiere decir que la Historia sea lineal y que cada año estemos mejor que el anterior. Por ejemplo, en Francia, en la periferia de París, la crisis genera un ambiente cargado de tensión, y precisamente las mujeres se ocupan  todo el trabajo de cuidado, de crianza de los hijos, en esos momentos más complicados las mujeres soportan más trabajo y eso parece despertar recelo a los hombres que intentan tener mucho más dominio que antes, prácticas de hace años como el control sobre el matrimonio, sexualidad, amistades o forma de vestir vuelven. Regresan las figuras clásicas de dominación masculinas: padres y hermanos mayores. Entonces lo que quiero decir es que la Historia no es lineal, depende del contexto, los derechos pueden acabarse, hay que estar peleando todo el rato para no volver atrás.

No sé realmente si la gente joven es más machista o menos, sí que veo que hay una predisposición más luchadora en algunos espacios, pero también en otros no lo hay tanto. En el movimiento feminista hay más tensión de lucha, se ha dado un repunte, pero está en manos de la gente que esta lucha crezca y obtenga mayores resultados. Entonces, dependiendo del contexto, los jóvenes son más machistas o menos.

– Relacionado también con los jóvenes y con conceptos difusos como es el feminismo, ¿qué propondrías en el ámbito educativo para difundir estos conceptos? Puede que en la Universidad se tenga más acceso a esos estudios, pero en el instituto o colegio es más precaria la educación en ese sentido, ¿qué opinas? ¿qué actividades se están haciendo?

Yo sé que hay talleres en los institutos y colegios, pero por ejemplo el último del que tengo noticia es uno sobre sexualidad impartido en Villaverde por Tampax, es decir, son las empresas las que educan a la gente. Propondría muchas cosas pero en una época de crisis como en la que vivimos es complicado, se recorta lo poco que se tiene. Por ejemplo, hace un par de meses se “cargaron” por no haber dinero lo de la marea violeta, movimiento vinculado a talleres para difundir conceptos importantes. Si estos cursos se echaban en falta antes porque había pocos, ahora todo va a peor porque están quitando lo poco que hay, como los talleres del ayuntamiento en doctrina de género que daban nociones básicas sobre sexualidad e igualdad. No se profundiza en hacerlo mejor, sino que se quita lo que había antes.

Con estas palabras finalizó mi entrevista con Pablo, y me gustaría agradecerle de nuevo tanto a él como a Nociones Comunes en general, la oportunidad de darme a conocer su proyecto y ofrecerme su visión sobre temas como la situación del feminismo y su historia. Os recomiendo que os paséis por su blog y echéis un vistazo a los cursos y talleres que proponen, seguro que alguno os interesa. Además, también os podéis acercar a su acogedor local, en el que encontraréis desde interesantes libros hasta paredes decoradas con obras de arte. ¿Os lo vais a perder?

Twitter de Nociones Comunes
Podéis seguir a Nociones Comunes también en Twitter

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Debate, Entrevistas, Feminismo, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Entrevista a Pablo de “Nociones Comunes”

  1. Pingback: Entrevista a Alban del Pino de la ONG “Mundo Cooperante” | hombresmujeresyfeminismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s