Entrevista a Alban del Pino de la ONG “Mundo Cooperante”


¿Recordáis la exposición de “Mujeres que cambian el mundo” en Madrid Xanadú de la que os hablé en una entrada anterior? Como ya os dije, “Mujeres que cambian el mundo” es un proyecto de la ONG española Mundo Cooperante. Como su labor me pareció loable y digna de ser conocida por todos, me puse en contacto con la “Mundo Cooperante” y uno de sus miembros, Alban del Pino, me concedió una entrevista telefónica en la que me contó más detalles sobre la ONG, además de datos más exactos e interesantes sobre el proyecto “Mujeres que cambian el mundo” (del que os hablé brevemente en la entrada de la exposición).

Sin más dilación, os dejo la conversación que mantuve con “Mundo Cooperante” y os invito a conocerles más y difundir la labor que llevan a cabo para, como dice uno de sus proyectos, cambiar el mundo.

– ¿Podrías hablarnos un poco de la asociación “Mundo Cooperante”?
Mundo Cooperante lleva trabajando como ONG Cooperación al Desarrollo desde hace 11 años y su origen está en el voluntariado. Éramos un grupo heterogéneo de personas que tenían una vinculación voluntaria, una cierta inquietud social con proyectos de cooperación o con situaciones de especial vulnerabilidad, sobre todo de la infancia. A partir de la experiencia en concreto en proyecto en Colombia, decidimos aglutinar los esfuerzos y consolidar una asociación llevando a cabo todo el proceso formal para tener posibilidades de ejecutar proyectos de mayor envergadura y con mayor calidad técnica. Como ya he dicho, la asociación es un tanto heterogénea porque somos un grupo numeroso de personas, el denominador común sería el haber tomado contacto más o menos directo con proyectos de cooperación y de infancia.
A partir de ahí constituimos la ONG: en la trayectoria inicial de proyectos de cooperación destacan, sobre todo, los realizados en Colombia; después la ONG se fue consolidando, se creó un grupo técnico de trabajo, empezamos a trabajar y a conocer otros proyectos y actualmente llevamos a cabo proyectos en cinco o seis países, tanto en África como en América Latina como en Asia, principalmente en India.

– Como ya te informé mediante email, conocí vuestra asociación gracias a una exposición en Madrid Xanadú sobre el proyecto de “Mujeres que cambian el mundo”. ¿Como lográis poneros en contacto con mujeres de países de situaciones tan difíciles?
El proyecto de “Mujeres que cambian el mundo”, como dices, muestra las historias de mujeres que se enfrentan a diversas problemáticas y luchan por sus  comunidades. El sentido último del proyecto es visibilizar esta labor.

En algunos casos hemos tenido contacto directo con las mujeres, en otros hemos incorporado sus biografías gracias a la colaboración en los contenidos del proyecto del periodista Hernán Zin ( @HernanZin ), que las ha entrevistado y conoce muy de cerca sus historias.

Actualmente trabajamos en Cooperación con 5 de las mujeres protagonistas. El contacto con ellas se ha realizado viajando a conocer su trabajo, empezando con ayudas pequeñas apoyadas con fondos privados hasta después consolidar proyectos de mayor envergadura con el apoyo de instituciones públicas españolas.

Por ejemplo, en Kenia, en el programa en el que trabajamos con Agnes Pareyio,  que lucha contra la Mutilación Genital Femenina. En 2006 estábamos realizando la producción de una campaña de educación para el desarrollo que se llamaba “Calendario Solidario”, y en este viaje de producción tomamos contacto directo su programa y decidimos comenzar a trabajar con él.

Otra iniciativa con la que trabajamos es por ejemplo el programa de desarrollo comunitario New Light en India, dirigido por Urni Basau. Establecimos contacto con ellos a través de voluntarios españoles que habían estado en India y que habían conocido este programa y nos lo presentaron. Teniendo muy buenas referencias sobre él, viajamos también hasta allí, lo conocimos in situ y decidimos empezar a apoyar su trabajo.

En resumen, los contactos han sido o bien de forma directa, durante los viajes que realiza nuestro personal técnico, o bien a través de una referencia que hemos tenido por parte de alguien, pero siempre procuramos viajar a conocer los proyectos.

– ¿Cómo es el seguimiento que tienen vuestros proyectos?
Es un público muy variado. Mundo Cooperante es una asociación abierta, apolítica y aconfesional en la que caben todas las formas de pensamiento, gente muy diversa, incluso rangos de edad también dispares. Lo que sí que quizá podríamos resaltar es que sobre todo a nivel de implicación más directa, las mujeres tienen una presencia mayoritaria. Las voluntarias y colaboradoras son mayoría por alguna razón, nosotros lo vemos vinculado al mensaje que tratamos de transmitir con este proyecto, de que la mujer tiene un especial compromiso con las cuestiones sociales. Nosotros lo hemos detectado en esta presencia mayoritaria en los apoyos que tenemos.
(Nota: Observamos una coincidencia con lo que nos contó Pablo de Nociones Comunes en la entrevista que le hice, las mujeres se implican más en sus proyectos).

– Como ya te conté, yo os conocí a través de una exposición de unos de vuestros proyectos, pero también disponéis de una cuenta en Twitter, Facebook, etc. ¿Las redes sociales son también una importante vía de difusión?
Pues la verdad que sí, nos hemos incorporado a esta nueva forma de comunicación que son las redes sociales y la verdad que encontramos que presentan grandes ventajas por la capacidad de simplificar los procesos, es decir, a la hora de comunicar un determinado mensaje, presentar un proyecto o lanzar cualquier tipo de información a nuestro entorno asociativo es una herramienta que nos permite hacerlo de una sola vez y que tiene efectos multiplicadores muy claros. Es decir, el crecimiento de la gente que nos sigue a través de las redes sociales es exponencial, y desde el punto de vista comunicativo para nosotros es sencillo. Además, estas herramientas son las más dinámicas, en el sentido de que, por ejemplo, si nuestras páginas web (tanto de la institución como de los proyectos) son un recursos más estáticos, como complemento tenemos las redes sociales en las que la actualización es casi diaria. Son muy dinámicas y nos permiten estar comunicando cual es el día a día la realidad, la cotidianidad de la organización (en qué proyectos se trabaja, qué noticias de última hora hay…) e incluso movilizar con mucha más facilidad a la gente.
Por tanto, las redes sociales nos resultan muy útiles por su capacidad de comunicar y por la rápida propagación del mensaje.

Nota: Podéis encontrar a “Mundo Cooperante” en Facebook (https://www.facebook.com/mundocooperante) y en Twitter (https://twitter.com/mundocooperante)

– Volviendo otra vez al tema de “Las mujeres que cambian el mundo”, he estado examinando las historias de esas mujeres en vuestra página web y, aunque todas realizan una labor loable, ¿hay algún caso que os llame especialmente la atención, que os impacte más debido al mérito de sus logros en un entorno especialmente complicado?
En primer lugar, como criterio de incorporación de estas biografías, buscamos  perfiles que denoten claramente la capacidad de liderazgo y compromiso de la mujer para hacer visible su labor en procesos de desarrollo.

Partimos de la idea de un fenómeno ya constatado, la feminización de la pobreza que lo que implica es que no sólo las mujeres y las niñas son las que más sufren el impacto de la pobreza, sino que además normalmente esta situación es bastante invisible. Es verdad que se conoce de forma genérica pero tal vez no se visualizan los efectos que la pobreza tiene día a día sobre ellas. Frente a eso, nuestro objetivo es precisamente resaltar cómo la mujer se enfrenta a esas situaciones y mostrar su especial capacidad para gestionar recursos y para llevar a cabo proyectos en beneficio de su comunidad y en contra de la pobreza.

Con esto queremos introducir un nuevo concepto, el de la necesidad de feminizar el desarrollo, apostar por la mujer en la lucha contra la pobreza. Para ello hemos buscado mujeres con alta capacidad de liderazgo, hemos intentado mostrar una variedad muy amplia, por lo que recogemos historias de mujeres de más de diez países que se enfrentan a problemas sociales de todo tipo como violaciones de derechos humanos, conflictos armados, infancia desprotegida, pobreza extrema…

En cuanto a cual resaltaríamos, en realidad todas ellas tienen algo de lo cual hemos querido hablar por su capacidad de enfrentarse a estos problemas, pero seguramente las que mejor conocemos son aquellas con las que tenemos un contacto directo de trabajo.

Yo destacaría, por ejemplo, la labor de Agnes Pareyio que antes comentaba. Agnes es una líder comunitaria masai que actualmente es ya una referencia mundial en la lucha contra la Mutilación Genital Femenina y es una mujer que se implicó en este problema con objeto de brindar protección y educación a niñas para evitar que sufran esta extendida práctica. Ella comenzó a hacerlo precisamente porque lo sufrió de pequeña, y a partir de ese gran trauma decidió que iba a dedicar su vida y compromiso a evitar que el mayor número posible de niñas sufrieran la mutilación. Este es el tipo de implicación personal que nos parece importante resaltar.
Otra historia que destacaría es la de Rebekah Kiser, una mujer que está trabajando en Etiopía brindando atención socio-sanitaria a mujeres que sufren la fístula obstétrica. Este es un problema poco conocido pero de extrema gravedad en los contextos más empobrecidos como Etiopía o en general África. Rebekah es una mujer norteamericana que trabajaba en una empresa de venta de cosméticos y se implicó en este proyecto vital porque casi por casualidad conoció este problema viajando a Etiopía, en un viaje de turismo, y el impacto emocional fue tan transformador que decidió abandonar su antiguo trabajo y su antigua vida y fundar la entidad Trampled Rose, para ayudar a las mujeres que sufren este problema que ella antes de viajar ni siquiera conocía. En el sentido de que es una mujer que desde su origen es más cercana a nosotros por el hecho de ser una mujer occidental, habituada a nuestro modelo de vida, su transformación vital es absoluta, y me impacta mucho porque actualmente reside en Etiopía y se dedica plenamente a su proyecto.

Desde un punto de vista más personal, ¿qué sensaciones han despertado en vosotros estos proyectos que lleváis a cabo: satisfacción, impotencia, emoción…?
Es verdad que algunas circunstancias y realidades sociales por las que estas mujeres están trabajando son muy impactantes y muy duras, pero al conocer su trabajo, muy por encima de la frustración y la desazón que te causan esos problemas, a nosotros nos provoca un impulso muy positivo ver que con muy poca ayuda o recursos estas mujeres son capaces de hacer grandes cosas. Sobre todo en un mundo complejo en el que las cosas son siempre más difíciles para una mujer.

Ellas son capaces de sobreponerse a todo ello y gestionar sus proyectos con una capacidad de liderazgo absoluta. La respuesta que ellas nos dan y el compromiso que tienen con lo que hacen es una gran motivación para trabajar junto a ellas.

El programa “Mujeres que cambian el mundo” es un programa que gracias al apoyo de la Comunidad de Madrid tiene ya unos 3 años de recorrido y nuestra entidad tiene 11 años de experiencia, por lo que junto a esa motivación especial, podemos enfocar nuestro trabajo desde un punto de vista muy profesionalizado.

– Por último, ¿vuestra asociación lleva a cabo proyectos de este tipo en España?
Pues nosotros en España lo que tratamos sobre todo es de contar a la gente este tipo de historias de las mujeres con las que trabajamos. Mujeres que cambian el Mundo es un programa de Educación para el Desarrollo que aglutina varios recursos. Una página web, una exposición fotográfica itinerante, y en algunos casos producciones de vídeo que muestran el trabajo de estas protagonistas. Esto es algo muy interesante desde el punto de la comunicación, puesto que el audiovisual es un formato muy atractivo para la gente. A las personas les resulta más cómodo y llamativo ver por ejemplo un corto documental sobre Rosario Doria  que trabaja con microcréditos en Colombia que a lo mejor leer su historia en un texto.

Espero que hayáis disfrutado con la entrevista tanto como yo. Me gustaría agradecerle de nuevo a Alban y a “Mundo Cooperante” la oportunidad de conocer nuevos detalles sobre su labor y sobre las mujeres que cambian el mundo.

¿Os animáis vosotros también a cambiar el mundo?

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Eventos, Feminismo, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Entrevista a Alban del Pino de la ONG “Mundo Cooperante”

  1. Pingback: Mutilación Genital Femenina, una de las lacras de nuestro mundo | hombresmujeresyfeminismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s