Artículo de opinión: Roles de género, las cárceles humanas.


Desde que nacemos, tenemos la sensación de que estamos obligados a cumplir una serie de requisitos que varían dependiendo de nuestro sexo. Si somos niños, nuestro babi de la escuela ha de ser de color azul y nuestro deseo para el futuro es convertirnos en el mejor futbolista o en el piloto de carreras más rápido. Por el contrario, si somos niñas debemos poseer unos cuantos conjuntos de ropa en color rosa, además de pasar el día jugando con muñecas y aspirar a ser una princesa o una estrella del pop. Sentimos que debemos hacer todas esas cosas para no ser mirados con extrañeza y recelo, pues es lo que nos han enseñado nuestros padres y lo que nos dice todo el mundo. Pero, ¿realmente estamos eligiendo libremente o nos sentimos presionados por nuestro entorno? Hay diversas respuestas a la cuestión formulada pero, a mi parecer, la sociedad tiene mucho que ver con nuestra educación, crecimiento, elecciones y aspiraciones en la vida, intentando edificar nuestro carácter sobre la temblorosa base de los roles de género. Y digo temblorosa porque opino que dichos roles no deberían existir ni regir nuestro estilo de vida, pues no son más que estereotipos que engañan a la gente y causan mucho daño a quien se siente atrapado en ellos.

En primer lugar, trataré de explicar la existencia y los fallos de los roles desde un punto de vista lingüístico. Existe una confusión entre los conceptos <<sexo>>, <<género>> y <<sexualidad>>, sobre todo entre los dos primeros. El sexo es lo que fisiológicamente diferencia a los machos de las hembras. Por otro lado, la sexualidad hace referencia a la orientación sexual de una persona (esto es, el sexo o los sexos por los que un sujeto se siente atraído). Por último, el género se refiere a los papeles sociales que se atribuyen a cada sexo en un momento de la Historia. En mi opinión, la confusión entre <<sexo>> (que viene determinado por la naturaleza) y <<género>> (conjunto de roles establecidos socioculturalmente y que admiten variación) es lo que provoca los problemas de género, pues la sociedad patriarcal nos ha intentado hacer creer que a cada sexo le corresponde un determinado género.

¿Cuáles son los rasgos principales de cada rol establecido? Según dicta el patriarcado, una mujer para ser <<auténticamente mujer>> ha de ser maternal, dulce, pasiva, sumisa y obediente (al hombre). Por otro lado, al sexo masculino se le atribuyen los atributos de dureza, competitividad, ambición, fuerza e insensibilidad. Además de estos factores del carácter, según los roles de género, cada sexo tiene adjudicado una serie de espacios: mientras que las féminas deben permanecer en el ámbito doméstico realizando las tareas del hogar y sirviendo al marido, los varones deben ser muy competitivos en el ámbito laboral, caracterizándose por permanecer un alto número de horas en el trabajo y teniendo más libertad que la mujer para ir con sus amigos a bar. Y en este punto es dónde yo observo el grave problema: ¿qué sucede si alguno de los sexos no cumple los requisitos del rol que supuestamente le corresponde? En este sentido, los roles actúan como cárceles, haciendo sentir a ambos sexos como seres diferentes que no se ajustan a lo que deben ser, generando en ellos un grave conflicto interno y un sentimiento de exclusión. Para ilustrarlo seré breve: una niña que decide jugar al fútbol en vez de saltar a la comba es tildada de “marimacho”, al igual que un niño que baile ballet es objeto de las burlas de sus compañeros.
Normalmente se ha creído que la mujer es la única que sufre por no ajustarse al rol que se le ha adjudicado, pero también hay hombres que no responden a los rasgos de su rol y quieren escapar de ese estereotipo. Es decir, que este intricado problema de género afecta a ambos sexos y resulta realmente dañino, pues en ocasiones puede desembocar en bullyng (en el caso de los niños y adolescentes), marginación e incluso en el suicidio. ¿Es justo que se den estas situaciones a causa de unos falsos modelos de cómo debería ser y comportarse cada persona dependiendo de su sexo?

¿Quién es responsable de este problema? La sociedad y los elementos que la componen, incluyéndonos nosotros. Debemos cuidar todos los aspectos que conduzcan a falsas creencias de los atributos que debe cumplir una mujer o un hombre, aludiendo a ámbitos muy claros y de gran éxito como la publicidad. Los anuncios sexistas siempre han sido frecuentes, aunque destacan los que tratan a la mujer como un juguete sexual (por ejemplo, los controvertidos spots de la marca AXE) o como el ama de casa por excelencia (anuncios de productos de limpieza o electrodomésticos en los que aparece la mujer como la encargada de realizar las tareas domésticas), además de los que llaman a los hombres a ser exitosos (los anuncios de coches van dirigidos a los varones y son ellos los que aparecen, excepto cuando se utilizan las curvas femeninas para promocionarlos). La influencia de los medios de comunicación (sobre todo de la televisión, y ahora cada vez más Internet) es notable, por lo que hay que cuidar estos aspectos y evitar que se contribuya a alimentar estos roles predeterminados que no hacen otra cosa que agrandar la brecha de la desigualdad de sexos.

Me gustaría destacar que, afortunadamente, los problemas causados por el establecimiento de roles son cada vez menores, y hoy en día no nos resulta tan extraño ver a una mujer directiva o motera, al igual que a un hombre barriendo su casa o venciendo ese aspecto de “persona fría y distante” que caracteriza al rol masculino mientras juega cariñosamente con sus hijos. No obstante, muchas personas siguen atrapadas en los roles mientras que otras les marginan y excluyen, por lo que es el deber de todos seguir luchando para conseguir que cada uno pueda actuar y sentir libremente independientemente de su sexo. Tanto hombres como mujeres debemos derrumbar estas barreras sexistas, pues todos somos personas y merecemos ser tratados como tal.

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Debate, Feminismo, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Artículo de opinión: Roles de género, las cárceles humanas.

  1. EMI dijo:

    Efectivamente ,los roles de genero tan constantes en nuestra vida cotidiana,nos aniquilan en muchas ocasiones nuestra libertad de expresión…nuestra libertad de elección…de como vestir, que colores usar, con que juguetes jugar….
    ME parece muy acertado lo que dices y como lo dices.

  2. Lidia Baños dijo:

    Muchas gracias por tu opinión, Emi.
    Cierto es que todos somos a fin de cuentas personas que tenemos derecho a ejercer nuestra libertad de expresión, sin importar nuestro sexo.
    Te espero pronto por mi blog, ¡un saludo!

  3. Irene dijo:

    !Pues yo de pequeña quería ser astronauta!
    Toda la razón, a parte si una mujer es decidida y tiene logros académicos y laborales y su pareja no, este se siente inferior, cosa que no debería ser así.
    También es un aspecto social el hecho de que la mayoría de mujeres busquen a un hombre más alto que ellas y los hombres a una mujer mas baja y esto es algo que debería cambiar.
    Por otra parte, es cierto que cada vez las cosas van cambiando. Soy estudiante de publicidad y los chicos de mi clase se preocupan igual por la ropa y su aspecto físico que las mujeres (algunos incluso más), y mi hermano pequeño de 15 años tiene plancha de pelo y se pasa el día depilándose las piernas (él y todos sus amigos); y la hermana de 9 años de un amigo mío al ganar competiciones de natación ya no se ve como se insultan a los otros niños por perder ante una chica, sino que la felicitan de forma normal. Ya no queda nada para que los hombres empiecen a maquillarse, aunque sea solo la piel y que ellos puedan vestir con faldas y nosotras con esmoquin o viceversa y que el ballet sea considerado de niñas y el fútbol de niños y nos acerquemos poquito a poquito a la igualdad.

    • Lidia Baños dijo:

      Hola, Irene. Como dices, por suerte las cosas están cambiando y cada vez somos más los que intentamos que los estereotipos no nos condicionen. Aunque todavía queda mucho por hacer, claro está. Muchas gracias por tus comentarios y mucha suerte con Publicidad (me parece una carrera apasionante). ¡Un abrazo!

  4. Jessica Pineda dijo:

    Los roles de genero influyen en el comportamiento de la persona que muchas veces no permite que la persona tenga la libertad de elección, en elegir lo que le justaría hacer y tener seguridad en su vida personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s