Riot Grrrl: la música como arma contra el machismo


Riot Grrrl (o Riot) es un movimiento musical implicado en la causa feminista. Sus influencias son el punk y la música grunge, y su objetivo principal es conseguir que ambos sexos sean respetados. Es difícil determinar su origen exacto, pero la mayoría de fuentes coinciden en que surgió en agosto de 1991, con la celebración de la International Underground Pop Convention en Olympia, EEUU (otros afirman que, en realidad, la primera concentración Riot Grrrl fue en Malcom X Park, donde acudió Bill Karren). Sea como sea, el primer día de este gran encuentro (IUPC) se denominó “Girl Day”, pues en él se reunieron grupos punk y rock femeninos para reivindicar el papel de la mujer en la música. Y es que la mujer también ha estado relegada a lo largo de la Historia de la cultura y de la música, y más aún de estilos mayoritariamente masculinos como el rock, el punk o el heavy. Grupos como Tiger Trap, L7, The Slits o Bikini Kill transmitieron en sus letras su rabia por los estereotipos, la violencia de género, las violaciones y la exclusión de las mujeres en la música. Fue un grito mundial contra el machismo en forma de acordes y solos de guitarra.

Estas mujeres luchadores difundían también los principios del movimiento Riot Grrrl mediante libros y fanzines. No solo querían acabar con el concepto de “la mujer es mala y débil por definición”, sino que también dirigían sus críticas al sistema capitalista (que tradicionalmente ha ignorado al género femenino, entre otras cosas), por lo que también promovieron el movimiento DIY (Do It Yourself) consistente en elaborar a mano cientos de objetos cotidianos en vez de servir al capitalismo y a las grandes empresas explotadoras. En definitiva, Riot Grrrl se ha comprometido desde sus inicios con las causas sociales y ha creado toda una cultura y una nueva forma de luchar por los derechos humanos.

Imagens

Grupos Riot Grrrl (Por Larrybobsf).

 

Los símbolos.
Bikini Kill es, posiblemente, el máximo exponente del Riot Grrrl. Surgió de la mano de tres chicas estudiantes que, abrumadas por las desigualdades a las que las mujeres se enfrentaban, decidieron crear una revista feminista llamada “Bikini Kill”. En su entorno más cercano, los conciertos de rock, muchas veces las mujeres eran tratadas sin consideración, aplastadas y marginadas de la posibilidad de tocar y componer. Por ello, Kathleen Hanna, Kathi Wilcox y Tobi Vail formaron una banda de punk con el mismo nombre que la revista y lo utilizaron de plataforma para difundir sus ideas feministas y clamar a favor de la igualdad.

Algunos rumores apuntan a que tanto Bikini Kill como otros símbolos del movimiento Riot Grrrl (Huggy Bear, Sleater Kinney o Le Tigre) odiaban a los chicos. Esta creencia se debe, principalmente, a la confusión del término “feminismo” (muchos lo conciben como el opuesto al machismo, cuando en realidad es una doctrina intermedia que valora a los dos sexos por igual y persigue la igualdad de género). Sin embargo, esta creencia es errónea, pues precisamente las reinas del Riot Grrrl aclamaban a figuras como Calvin Johnson o Kurt Cobain (compañero de Kathleen Hanna, la que le inspiró para componer “Smell like teen spirit” al escribir en una pared “Kurt smells like teen spirit”). Y, sin ir más lejos, no todos los grupos eran íntegramente femeninos (de hecho, Bikini Kill acabó admitiendo a Billy Karren como guitarrista).

¿Se acabó?
Parece que la fuerza de estas féminas, cuyo lenguaje era el punk y el rock, se ha apagado. Parece que el movimiento cumplió alguno de sus objetivos, tuvo muchos seguidores, impactó y murió. Pero, en realidad, no es así. Riot Grrrl sigue más vivo que nunca, y millones de artistas en todo el mundo se comprometen con su causa. Sin ir más lejos, la propia Kathleen Hanna sigue apoyando el movimiento y la cultura que un día creó junto a sus compañeras de Bikini Kill y otras muchas mujeres rockeras y luchadoras. Todavía queda mucho por hacer para conseguir un mundo más justo e igualitario, y la música seguirá luchando por ello. Every girl is a Riot Grrrl!

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Feminismo, Reportaje, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Riot Grrrl: la música como arma contra el machismo

  1. Pingback: Riot Grrrl: la música como arma contra el machismo | elblogdeldrunko

  2. Pingback: Movimiento PUNK: cuando la música y el arte confluyen | arte al cubo

  3. Pingback: 7 canciones feministas para luchar contra el machismo | hombresmujeresyfeminismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s