Sexismo, cosa de letras


Mientras que lo masculino se identifica con lo varonil y enérgico, lo femenino se refiere a lo débil y endeble. Al menos, así lo define el diccionario de la Real Academia Española. El sexismo también está presente en otras acepciones, a veces de forma descarada (y es que, según la RAE, “gozar” consiste en “conocer carnalmente a una mujer” y “periquear” es el acto por el que una mujer disfruta de “excesiva libertad”).

Hoy, día 25 de noviembre y coincidiendo con el Día Internacional contra la Violencia de Género, se ha conocido la noticia de que la RAE va a eliminar y modificar en la actualización de 2014 el contenido machista de algunas acepciones. Además de rectificar los casos más directos y polémicos (como la descripción de un “cocinilla” como un “hombre que se entromete en cosas domésticas que no son de su incumbencia”), se incluirá el sexo femenino en profesiones como cerrajero, -ra o soldador, – ra.

¿Por qué es importante que el DRAE se actualice? Pues, sobre todo, porque el lenguaje no es algo estático, sino que va mutando a la vez que la sociedad también va cambiando. De hecho, es el uso que hacen los hablantes del lenguaje lo que determina estos cambios (tanto la inclusión de tecnicismos y extranjerismos como que algunas palabras caigan en desuso). Y, en el caso de sexismo, sucede lo mismo. Así lo afirma Pedro Álvarez de Miranda, el director de la RAE, con un tono quizá algo cercano a la excusa: “Si la sociedad es machista, el Diccionario lo reflejará. Cuando cambia la sociedad, cambia el Diccionario”.

A pesar de todo lo que se está avanzando, todavía queda mucho por hacer. De hecho, hay muchas voces que no apoyan la visibilización de las mujeres en el DRAE y, por tanto, en el lenguaje. Sus argumentos suelen ser tradicionalistas, tildando los cambios de “innecesarios”. Pero, ¿por qué no va a ser necesario que el lenguaje de voz a las médicas y abogadas? ¿Por qué no iba a ser útil que se eliminen las acepciones estereotipadas y construidas sobre creencias patriarcales? ¿Por qué no hay reticencias hacia la inclusión de nuevas palabras como “tuitear” pero sí hacia avances en materia de igualdad? Y, en definitiva, ¿por qué el camino hacia una sociedad igualitaria está siendo tan intrincado?

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Debate, Feminismo, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sexismo, cosa de letras

  1. Pingback: Sexismo, cosa de letras | elblogdeldrunko

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s