El rostro masculino del feminismo


“Hombres, me gustaría aprovechar esta oportunidad para extenderos una invitación formal. La igualdad de género es vuestra cuestión también”. De esta forma abrió su discurso la actriz y embajadora de ONU Mujeres, Emma Watson, en la sede central de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York, el pasado septiembre. La británica aprovechó su demoledor y emocionante discurso para reivindicar un tema del que no se habla demasiado: la importancia del feminismo para los hombres.

Y es que, como la actriz explicó, mucha gente demoniza el concepto ‘feminismo’ y lo entiende como lo contrario al machismo, cuando en realidad consiste en la defensa de la igualdad de género, como recoge la RAE. Y, muchos de los que sí comprenden su verdadero significado, igualmente piensan que es una lucha que solo deben librar las mujeres, a pesar de que el sexismo también afecta y discrimina al sexo masculino. La propia Emma Watson resaltó algunas de las problemáticas a las que se enfrentan los hombres, como la discriminación que sufren por no adaptarse a estereotipos calificados como “masculinos” como la agresividad, la fiereza o la insensibilidad. Frases que pueden sonar absurdas como “Los hombres no lloran” simbolizan los daños que el sexismo produce en el sexo masculino, que se ve privado de su total libertad por los roles de género. Por eso, no son pocos los hombres famosos que suscribieron la iniciativa de Watson, como el actor Logan Lerman o el cantante Jared Leto, que difundieron mensajes de apoyo a la campaña #HeForShe en redes sociales como Twitter.

Pero, ¿por qué hay tanto desconocimiento en torno al feminismo? María Eugenia Rodríguez Palop, directora del Instituto de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas culpa en gran parte a la educación: “El feminismo se explica poco y mal y además se ha asumido una visión misógina y machista del término”. La asociación Cenicientas 3.0 alega que, al ser el feminismo “una teoría política y filosófica desarrollada básicamente por mujeres”, el hecho de vivir en “una sociedad androcéntrica y patriarcal” hace que no se reconozcan “ni a las mujeres ni lo que ellas producen”.

No obstante, la periodista de Gonzoo y 20minutos, Noemí López Trujillo, opina que esta confusión de términos es voluntaria. Es decir, el supuesto desconocimiento del feminismo puede ser, en realidad, otra forma de machismo. “El lenguaje es el primer campo de batalla”, afirma, “las personas machistas creen que, equiparando el machismo y el feminismo, tienen todo el trabajo hecho”. Aunque no está recogido en la RAE, lo contrario del término “machismo” sería, en vez del feminismo, el hembrismo, que según Fundéu se define como “la actitud sexista de aquellas mujeres que se consideran superiores a los varones”. Aun así, Noemí López sostiene que el hembrismo no existe. “Puede que existan mujeres hembristas, que se crean superiores a los hombres, pero son una microminoría”, argumenta la periodista, “El machismo es un sistema perpetrado durante siglos que se ha colado en nuestra forma de percibir el mundo. El hembrismo ni siquiera es un sistema, por lo que no se puede decir que es lo contrario.”

feminismo y hombres

El lenguaje es uno de los instrumentos más importantes de la sociedad, por lo que es necesario que se adapte a los tiempos. Por eso, el debate sobre la confusión del término ‘feminismo’ no es absurdo, pues si se clarifican conceptos y el lenguaje se torna más igualitario, será más fácil trasladar este debate al plano social y que se avance en materia de igualdad. Aun así, como expuso Emma Watson en su icónico discurso en la sede de la ONU, “La palabra no es lo importante. Es la idea y la ambición que hay detrás”.


Roles de género, cárceles también para hombres

A lo largo de la Historia, el sexismo ha afectado a millones de mujeres en todo el mundo. Ya no es solo que las féminas no pudieran votar, sino que han sido discriminadas e invisibilizadas en todos los ámbitos por el mero hecho de ser mujeres. Y es que las mujeres no solo han tenido difícil el acceso al sector laboral, sino también a otros espacios como la política, el deporte y la cultura. La guitarrista Alejandra Adán pertenece a la banda femenina de rock Broken Lingerie y habla sin tapujos sobre la discriminación de la mujer en la música: “Su acceso ha sido más difícil porque, para empezar, el rock no era cosa para mujeres: es duro y rebelde, adjetivos que se consideraban propios de los hombres”. La artista madrileña añade que “el papel de la mujer solo era popular en el rol de cantante, no se veían mujeres tocando”. La lucha del movimiento musical feminista Riot Grrrl y de grupos femeninos como Bikini Kill consiguió hacer más visibles a las mujeres en la música. También son muchos los hombres que contribuyen a ello, como constata Alejandra: “Cada vez los hombres van aceptando el papel de la mujer en los grupos de rock mixtos o completamente femeninos”, lo que ayuda a que las mujeres en la música sean juzgadas por “el potencial y el talento” y no por su aspecto físico o rango de belleza.

No obstante, aunque la lucha feminista se centre en defender los derechos de las mujeres por ser el colectivo que históricamente ha sido marginado, muchos hombres también han sido y son discriminados, sobre todo por la presión de los roles de género. “En ambos casos se trata de roles y estereotipos impuestos basados en relaciones de poder”, explican desde Cenicientas 3.0, “La condición masculina es una construcción perversa que aísla a cada hombre al convertirlo en una verdad que debe imponerse sobre el mundo.” La investigadora María Eugenia Rodríguez se sitúa en otra postura y, aunque no duda que los estereotipos de género también perjudiquen a los hombres, cree que “son legión los varones que no perciben tal prejuicio o que lo compensan con los beneficios que obtienen en una sociedad patriarcal”.

Ellos en la Historia

Películas como la famosa producción de Disney ‘Mary Poppins’ han aportado al imaginario colectivo representaciones de las mujeres feministas que, ataviadas con bandas y sombreros floreados, luchaban por conseguir el sufragio femenino entre finales del siglo XIX y principios del XX. Sin embargo, la Historia también cuenta con hombres que defendieron los ideales feministas, aunque son muchos menos y su actividad no fue tan intensa. Algunos son personajes célebres y archiconocidos como John Stuart Mill, Bernard Shaw o William Lloyd Garrison y otros son luchadores anónimos que participaron en asociaciones a favor del sufragio femenino en Inglaterra como la ‘Men´s League for Women´s Suffrage’, fundada en 1907.

El licenciado en Historia Jesús Espinosa aborda en su tesis la historia del feminismo desde la perspectiva masculina, recogiendo los distintos discursos feministas que adoptaron muchos intelectuales. “Las aportaciones tanto teóricas como en materia de movilización en pro de la igualdad por parte de los hombres han sido muy excepcionales cuantitativamente en comparación con las mujeres”, explica el autor, “ Ellas, como sujetos oprimidos por el patriarcado adquirieron históricamente esa conciencia por la transformación de las relaciones entre hombres y mujeres en respuesta a la injusticia y el sufrimiento sufrido por ellas mismas.”

La tradición de hombres feministas en España ha sido bastante menor respecto a Estados Unidos y, sobre todo, países europeos como Inglaterra. Las posturas feministas fueron adoptadas, sobre todo, por hombres españoles adscritos a culturas políticas del espectro de las izquierdas y progresistas (liberales, krausistas, republicanos, socialistas, anarquistas, etc.). Según Espinosa, “los movimientos feministas siempre han sido más débiles en España que en otros países de su entorno como Inglaterra, Alemania, Francia, y ya no digamos los países nórdicos”. Una de las razones fue la represión de la dictadura franquista que, según el autor, supuso “un profundo retroceso y un aislamiento cultural que ha desacelerado el proceso de modernización de la sociedad española, y por lo tanto, el contexto de las ideas y de los movimientos más de vanguardia y de radicalización”.

Este distanciamiento en materia de igualdad entre España y el extranjero continúa en la actualidad, tal y como explica Jesús Espinosa: “Las asociaciones de hombres por la igualdad, aunque están emergiendo, dicho fenómeno en España surgió 20 años más tarde que en países como EEUU o Suecia”. De la misma forma, también en España hay, en general, un escaso interés en los estudios de esta temática. “En la historiografía anglosajona hay una introducción progresiva de la óptica de las masculinidades al análisis histórico y además se han estudiado los discursos e incluso asociaciones de hombres feministas en sus realidades históricas determinadas”, asegura el historiador, “España no ha incorporado esta óptica, se trata de un enfoque complementario y que no pretende relegar el análisis de los women ́s studies”.

Una fuerza del siglo XXI

Puede que la Historia demuestre que aún queda mucho por hacer, pero también son muchos los hombres que a día de hoy luchan por la igualdad en los distintos campos de la vida. Por ejemplo, en la esfera política hay cada vez más hombres que se declaran más o menos abiertamente feministas, como es el caso de Pedro Sánchez, el secretario general del PSOE, que participó en el suplemento especial ‘Mujeres’ de El País Semanal del pasado noviembre, defendiendo la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. Ricardo de Querol, uno de los periodistas que participó en este suplemento y coordinador de un blog homónimo, afirma que “no es posible un cambio social duradero si no implica a ambos sexos”, una tarea que, según el periodista, es “uno de los grandes desafíos del siglo XXI”.

Las palabras son importantes, pero más aún lo es que cristalicen en acciones. Podemos es un partido que se organiza en los llamados “círculos”, y uno de ellos es el de ‘Podemos Hombres Feministas’. “Vimos que era necesario que en Podemos hubiera presencia de un mensaje centrado en que los hombres se incorporen a las cuestiones de igualdad”, explican desde ‘Podemos Hombres Feministas’, “Creemos que Podemos es una buena plataforma, dado su auge social y mediático, para que nuevos hombres entren en contacto con el feminismo”. La actividad en las redes sociales de este segmento de Podemos es muy intensa y por ella reciben numerosas felicitaciones provenientes de hombres y mujeres, aunque también críticas: “Los detractores son muchos, pero no son más que residuos de una resistencia al cambio. Sus argumentaciones giran en torno a comportamientos agresivos basados en misoginia, neomachismo y en insistir en el fenómeno de las denuncias falsas por violencia de género”.

Según los últimos datos del CSIC, el partido liderado por Pablo Iglesias podría convertirse en la primera fuerza política en cuanto a voto directo en las próximas elecciones generales. Aunque se conocen parte de las medidas que llevarían a cabo si llegaran a gobernar, ¿cuáles son sus propuestas en lo que a la igualdad se refiere? Desde ‘Podemos Hombres Feministas’ responden: “Gracias al feminismo institucional se han conseguido grandes avances legislativos que arraigan en el campo de lo social. Aun así hay que insistir en el sistema educativo público, ya que los contenidos feministas siguen siendo irrisorios, perpetuándose en la escuela valores sexistas. Además, los presupuestos tienen que ir más enfocados a la lucha contra la violencia de género, a políticas de empoderamiento femenino y una pequeña parte también a taller y a políticas dirigidas a los hombres en pro de la desconstrucción de esa masculinidad patriarcal”.

No solo en los grandes partidos hay un interés por la integración de los hombres en el feminismo. En las universidades, por ejemplo, también se gestan organizaciones que contribuyen a la lucha por una sociedad igualitaria. Por ejemplo, la Delegación de Estudiantes de la Universidad Carlos III de Madrid cuenta con una Comisión de Igualdad. José David Pérez, uno de sus miembros, explica que el objetivo de la Comisión es “apostar porque las diferencias sean algo enriquecedor y que no sean motivo de discriminación de ningún tipo”. Para él es fundamental que los jóvenes, tanto hombres como mujeres, se impliquen no solo en organizaciones de este tipo, sino “en el valor universal de la igualdad de derechos entre personas”.

Pero José David no es el único que opina que los hombres deben ser una parte activa de la lucha por la igualdad. Jesús Espinosa insiste en que los hombres deben adoptar un discurso feminista y pasar a la praxis: “Los hombres tienen privilegios que irónicamente se vuelven contra él. Aunque parezca contradictorio, siguiendo el modelo de masculinidad tradicional, pierden autonomía, autoestima e independencia”. Insiste también en que muchos hombres “acumulan un alto estrés de género, frustración al luchar y competir constantemente, al no mostrar su vulnerabilidad y reprimir sus sentimientos”.

hombres feministas
Una de las vías de acción más importantes tanto de hombres como mujeres feministas son los medios de comunicación. La periodista Noemí López asegura que de nada sirve que algunos periodistas escriban buenos artículos en pro de la igualdad si el medio no es estructuralmente feminista. Añade que esto sucede en todos los medios excepto en Pikara Magazine, que para ella es “el único medio que contribuye activamente a esta lucha y lo hace de manera coherente”, pero en el resto de medios solo algunos periodistas intentan “colar” artículos que hagan reflexionar a la gente, lo que a menudo resulta ineficaz. La redactora concluye: “¿De qué sirve que se publique un artículo sobre, por ejemplo, la belleza real de las mujeres si en la sección de al lado están criticando lo que ha engordado y lo estropeada que está determinada actriz? El feminismo es algo transversal, y debería serlo también en los medios de comunicación.”

Mirando al futuro

La lucha por la igualdad ha aportado mejoras a ambos sexos, aunque todavía quedan muchos retos. Para María Eugenia Rodríguez Palop, uno de los objetivos de futuro es “la feminización de los varones y de las instituciones, empezando por la familia. No se trata solo de que la mujer se incorpore al ámbito público en condiciones de igualdad, sino que el varón también se incorpore en el espacio privado asumiendo valores domésticas y de cuidados”. Desde la organización Cenicientas 3.0, la prioridad es “especificar qué comportamientos y pensamientos han sido impuestos al género masculino” y luchar para que los hombres feministas “sean escuchados” para acabar con la demonización del término y para generar “una posible identificación en otros hombres”.

El trabajo conjunto de hombres y mujeres está obteniendo muchos logros y constituye la base de éxitos futuros. Por eso, puede que algún día la actriz Emma Watson regrese a la sede de Naciones Unidas y pronuncie un nuevo discurso, esta vez para constatar que las palabras del primero se hicieron realidad.

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Feminismo, Reportaje y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El rostro masculino del feminismo

  1. Pingback: Día de la Mujer (y de los hombres que luchan) | hombresmujeresyfeminismo

  2. learsi dijo:

    Mucho gusto, y gracias por su trabajo y su información.

    La hombría se ha distorsionado, y se ha llegado a creer que ser un varón es ser irrespetuoso, patán, mal hablado, o un guache. El hombre es una figura de autoridad, pero para DAR EJEMPLO DE CONVIVENCIA, servicio, amor , comprensión; pero por la falta de carácter y de saber que su hombría y su valor como persona no depende de su panetería, o de su falta de identidad; esto tiene un arraigo muy fuerte pro el deterioro de las culturas, nos han traído y nos han impuesto SUBculturas que han promovido la violencia y la humillación hacia la mujer; aun con los criterios y estereotipos de la moda. Cuando una persona se puede aceptar asimismo, y reconoce lo valiosa que es , entonces puede amar , respetar y ser considerada con los que están bajo su protección, o su alrededor. Los hábitos y costumbres también afectan los estilos de vida de las personas. En el caso de los varones, es demasiado evidente que sean irascibles, hostiles y muy irritables, por el uso de prendas que alteran sus estados de animo, y sus conductas.
    El pantalón fue utilizado para discriminar, abusar y humillar a la mujer; hace menos de 500 años que hombres y mujeres vestíamos con faldas, túnicas , o batas. Pero desde la aparición del pantalón para los hombres se ha intensificado la discriminación y el abuso hacia la mujer.
    El pantalón,el tiro del pantalón, el bóxer ajustado, y la correa o cinturón están afectando la salud y la calidad de vida de los varones y sus familias. Pues generan magullamiento, inmovilidad, estrangulamiento y mala irrigacion sanguínea en el abdomen, y los genitales.
    Ninguna parte del cuerpo de un varón se maltrata tanto como los genitales. Propiciando condiciones ideales para que se desarrollen enfermedades como la impotencia, esterilidad, y problemas de próstata y por mala irrigacion sanguínea y magullamiento; poniendo en alto riesgo la planta productora de testosterona, y otros sistemas del cuerpo.Seria muy valioso y oportuno que se pensara en implementar un tipo de faldas, puede ser al estilo escoces para los caballeros. Pues son prendas muy cómodas, decentes, saludables, practicas y funcionales. Una falda tiene dos únicos inconvenientes, y es mal diseño o mala elaboración,(para el hombre o para la mujer da igual); si la falda es muy corta, no le tapa mucho y se la puede levantar el viento, y si la falda es muy angosta o estrecha no le deja caminar o subir las escalas, entonce le toca andar de rodillas o pidiendo ayuda. Por lo demás las faldas, y los vestidos con falda son prendas muy saludables cómodas, practicas y funcionales, en especial para los varones.
    Si se lograra que alguien de la farándula, (James Rodriguez el futbolista, o Juanes El cantante, o Carlos Vives u otro) usaran faldas muchos las desearían usar; y mejoraría muchísimo la salud y la calidad de vida de los colombianos; después de todo por cultura nativa, deberíamos vestir como los indígenas Guambianos, con falda a la rodilla.
    Me parece mas respetuoso, decente, cómodo, e higiénico, y saludable que los hombres vistamos con faldas.
    Cuando una persona se ajusta, o se CIÑE una prenda a su cuerpo prácticamente se desnuda; y aveces pienso que nuestras mujeres han sido abusadas y humilladas en este sentido; pues hay quienes quisieran que a la mujer se la valore únicamente por lo que muestra o exhibe. Y las mujeres tiene muchas cosa mas preciosas y valiosas para mostrar, que sus cuerpos.
    Los llamados leggins no son otra cosa que medias veladas con estampados; pues les luce mejor una bonita falda o un vestido con falda; (con sus respectivas diferencias entre la falda del hombre y la falda de la mujer); los hombres no deben lucir adornos como encajes boleros fruncidos. Las faldas de los hombres deberán ser muy sencillas al estilo escoces, Guambiano, o estilo túnica, o pareo sin mucho estampado.

    Muchas gracias por su tiempo y sus aportes

  3. learsi dijo:

    A los varones nos han abusado, obligándonos a orinar de pie; y presionándonos con el estigma del machismo de que si no usa pantalones se le acaba la hombría; y es todo lo contrario; el pantalón es lo menos indicado para vestirse un varon. Lo mas adecuado, por anatomía para vestirse un hombre es una falda o un vestido con falda; ademas por salud, por respeto, por comodidad; no existe una prenda mas excelente que una falda para un varon.
    ES ANTINATURAL QUE A LOS HOMBRES LOS OBLIGUEN A ORINAR DE PIE. ES TANTO IGUAL QUE DECIR QUE LOS HOMBRES NO DEBEN LLORAR DESEO FELICITARLOS POR SU PREOCUPACIÓN POR MEJORAR LA SALUD Y LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS. ES ANTINATURAL QUE EL HOMBRE ORINE DE PIE. ES TANTO COMO DECIR QUE LOS HOMBRES NO DEBEN LLORAR. FALDAS DE HOMBRE SALUD COMODIDAD Y MUCHO MAAAAS. Mucho gusto, revisando la información sobre el uso de las FALDAS, TÚNICAS O VESTIDOS (no bifurcados) ; me he podido dar cuenta que con la utilización del pantalón también hemos sido inducidos a trastornar nuestra salud. Cuando un hombre se ve obligado a orinar de pie esta afectando la próstata y muchos otras partes de su anatomía; pues el diseño NATURAL de nuestros esfinteres es que funcionen en forma sincrónica; todavía no hay una persona que haga deposición; y luego SE LEVANTE A ORINAR DE PIE. Estas son costumbres creadas por el uso de prendas NADA SALUDABLES como es el uso del incomodo pantalón. LO MAS NATURAL, SALUDABLE Y CÓMODO PARA CUALQUIER PERSONA ES HACER SUS NECESIDADES FISIOLÓGICAS SENTADO O EN CUCLILLAS. De otro modo, podríamos decir que en este caso LA TECNOLOGÍA NOS ATROPELLA, (teniendo un cómodo retrete (o sanitario), preferimos incomodarnos y salpicarlo por toda parte, sin que esto sea un despropósito.

  4. dani dijo:

    oye muy buen blog pero solo una pequeña critica constructiva…puedes citar mejor los autores de donde sacaste la info, o pasar links de los artículos please

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s