Barbie: ¿Juguete sexista o muñeca feminista?


Esta semana he visitado la primera exposición dedicada a la muñeca Barbie en España. ¿Por qué? Porque siempre me ha gustado mucho Barbie. Cuando era pequeña, no tardé en darme cuenta de que el hacer de madre de Nenucos no era lo mío. Me gustaba mucho más imaginarme mil aventuras con mis Barbies, cambiarlas de ropa y llevarlas a pasear en su New Beetle color fucsia. Sí, esa es mi infancia.

Sin embargo, como mujer feminista se me plantea un conflicto. ¿Acaso no es Barbie un juguete sexista? ¿O en realidad es una muñeca que representa el empoderamiento femenino y que hace que las niñas aspiren alto? Reconozco que no puedo dar una respuesta tajante a esto, pero sí analizar tanto los aspectos sexistas como feministas de una muñeca icónica que acompaña a la sociedad desde 1959.

barbie-sexista-o-feminista-feminismo

BARBIE Y EL SEXIMO

– Si tuviéramos que definir a Barbie de forma numérica, sería así: 90-60-90. Estas son las medidas que han regido desde sus inicios el universo Barbie. Piernas infinitas, pechos generosos, cintura de avispa y melena larga y rubia; así es el (inalcanzable) ideal de belleza que ha vendido Mattel con Barbie desde su creación en los años 50. Algo que, sin duda, es muy dañino para niñas y adolescentes que dejan de sentirse a gusto con su físico por no parecerse a su adorada y perfecta muñeca.

– Otro de los enormes errores de Barbie es que ha difundido una idea de feminidad estereotipada y dañina. Para ser la chica perfecta ya no solo basta con ser alta y delgada, sino que hay que ser muy fashion, llevar tacones, maquillarse y amar el color rosa. Según los valores de Barbie, eso es lo femenino y lo que deben hacer las niñas. De ahí a que se hayan vendido tantas Barbies princesas, hadas vestidas de malva y muñecas fashionistas con largas cabelleras que peinar. Y no, la moda no es mala y tampoco hay nada de reprochable en que te guste el color rosa, pero simplemente debería ser una elección libre, no algo impuesto como ‘femenino’.

– Y, por último, comparto con vosotros el que para mí ha sido el fallo más grave de Barbie: siempre se ha presentado como un juguete “para niñas”. Sí, siempre se ha dirigido a las niñas en femenino y en sus anuncios publicitarios invadidos por el color rosa chicle siempre hemos visto a chicas. No hay nada que alimente más a los roles de género que eso. No deberían existir juguetes “de niños” y “de niñas”. Si un muchacho quiere jugar con una Barbie, adelante. Si una niña quiere jugar con un coche de carreras, adelante también.

barbie-90s-feminism-sexism

BARBIE Y EL FEMINISMO

– Barbie es la gran protagonista de la marca Mattel e incluso de la industria juguetera en general. Es una mujer poderosa, con más de medio siglo de historia. En el universo Barbie, todo gira en torno a ella, incluso Ken. Que un personaje femenino acapare tanto protagonismo, sin duda es una buena noticia.

– Ya no se trata solo de que Barbie sea un icono femenino muy famoso, sino de que es una mujer independiente, trabajadora y con aspiraciones. Esto se puede observar muy bien en la gama de profesiones que ha desempeñado la muñeca. En sus primeros años, se trataban de oficios relacionados con el mundo de la moda como peluquera, modelo o editora, además de otras profesiones muy feminizadas como la enfermería. No obstante, la serie de profesiones se fue abriendo más con el paso del tiempo a otros oficios tradicionalmente identificados con el sexo masculino como la Barbie policía, la Barbie bombera, la Barbie astronauta y la Barbie soldado. Incluso, Barbie aspiró a ser presidenta de Estados Unidos mucho antes que Hilary Clinton, concretamente en 1992.

– Ha habido que esperar mucho, sí, pero por fin en 2016, Mattel lanza su Barbie curvy. Concretamente, saca al mercado una gama de Barbies con tres tipos de cuerpo distintos (alta, baja y con curvas), siete tonos de piel y veintidós colores de ojos.

barbie-curvy-feminismo

En definitiva, creo que la muñeca Barbie tiene sus pros y sus contras en lo que a feminismo se refiere. Por un lado, a veces ha actuado como un juguete sexista fomentando roles de género, cánones de belleza y una idea de la feminidad muy estereotipada. Y, por otro lado, Barbie ha sido una mujer poderosa que persigue sus sueños, ya sea ser bailarina como científica o astronauta. Las niñas, a las que les habían vendido la idea de que el mejor pasatiempo era jugar a las cocinitas y prepararse para la maternidad cuidando bebés de plástico, de repente pudieron crear sus propias aventuras de la mano de Barbie y sus amigas. Aunque aún queda mucho por avanzar (por ejemplo, ampliar la gama de cuerpos de Barbie), yo sí que diría que Barbie ha contribuido a la lucha feminista a su manera.

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Debate, Feminismo, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Barbie: ¿Juguete sexista o muñeca feminista?

  1. Bambú dijo:

    Conclusión: sólo puedes ser una mujer triunfadora y poderosas si cumples con las imposiciones de belleza insanas del patriarcado. No deja de reforzar en su conjunto el mito de la superwoman

    • Lidia Baños dijo:

      Precisamente eso es lo que está dejando de hacer con la creación de Barbies con distintos cuerpos (curvy, tall, petite…). Aunque está claro que deberían ampliar esa gama y no solo incluir nuevos tipos de siluetas, sino también diferentes perfiles femeninos (una Barbie sin maquillar, por ejemplo).

      • Bambú dijo:

        Técnicamente pienso que han avanzado más en el asunto racial (y con el riesgo blanco de meter la pata) al haber diversidad de razas
        Pero poner una curvy estilo Kardashian o una petite como también lo es Natalie Portman no deja de ser representar cuerpos normativos, en mi opinión. Y más aun si de todos modos el mayor valor que se le da al producto en el marketing es la belleza de las muñecas antes que sus profesiones o habilidades. Lejos nos queda Lisa Corazón de León

  2. ardeartista dijo:

    Interesante artículo. Sabes que AMO Barbie, pero este análisis que has planteado en tu blog, me deja reflexionando sobre estas cuestiones que hasta hoy, nunca me había planteado. ¡Gracias!

  3. Hace unos años planteé el mismo cuestionamiento en un debate feminista, resultando que es difícil determinar Sí Barbie es un juguete sexista o feminista. Supongo que es porque finalmente todo tiene un antagónico en este mundo, un yin yang. Barbie tiene además un paralelo en el cuestionamiento sobre la identidad de género y la construcción del mismo, evidentemente no necesitas usar tacones y maquillaje para ser mujer ni para sentirte femenina, pero esas características también forman parte de ello. Me encantó una frase que escuché alguna vez en una marcha feminista que decía ” lo que esclaviza a unas, libera a otras”.

  4. SR ZOMBIE dijo:

    aun sigo esperando a un ken mas real (ya sabes sin musculos,algo mas subido de peso o flaco,chico,etc) pero si recien se implemento esto de “la barbie curvy” me imagino cuantos años tardara algo como dije yo,Quizas hasta mis nietos los verán recen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s