5 lecciones feministas de ‘Big Little Lies’


Es normal sentir tristeza cuando una serie que te gusta llega a su fin, pero con ‘Big Little Lies’ ha sido demasiado. Y es que, la que en un principio se me antojaba como una hija de ‘Mujeres desesperadas’, se ha convertido en una de mis ficciones televisivas favoritas.

‘Big Little Lies’ es una serie de mujeres. Y con la etiqueta de “de mujeres” no me refiero que el público al que se dirija sea exclusivamente femenino, sino a que explora las distintas problemáticas a las que se enfrentan las mujeres por culpa del patriarcado. Sí, porque el patriarcado nos afecta a todas, incluso a las mujeres adineradas y exitosas interpretadas por Nicole Kidman, Reese Whiterspoon o Laura Dern en la exquisita producción de HBO.

big-little-lies-serie-feminista-mujeres

Ya solo por ver en acción a estas actrices tan grandes, merece la pena darle una oportunidad a esta adaptación del libro homónimo de Liane Moriarty. Pero, sin duda, también es interesante visionarla desde una óptica feminista:

– Violencia machista sin tabúes
En muchísimas ocasiones, el cine y la televisión -y hasta los medios periodísticos- presentan la violencia de género de una forma errónea y basada en clichés. Por contra, ‘Big Little Lies’ utiliza la relación de Celeste (Nicole Kidman) y Perry (Alexander Skarsgard) para desmontar estereotipos sobre la violencia machista. Por ejemplo, deja muy claro que NO hay perfiles de víctimas: cualquier mujer puede estar sufriendo violencia machista, incluso una abogada culta y de clase alta como Celeste. Violencia que, por cierto, no solo es física -otro de los clichés más comunes-, sino que abarca desde el control y la anulación hasta los insultos y las palizas.

– ‘No’ significa no
Prometo no caer en spoilers. Solo diré que en ‘Big Little Lies’ se trata de una forma más que correcta el tema de la violación. Es curioso que se hable del concepto de ‘consentimiento’ en el sexo, cuando en realidad debería ser una simple cuestión de deseo y placer. Si una de las partes implicadas no se siente a gusto y no desea continuar pero, a pesar de ello, la otra parte insiste, NO es sexo, sino violación. No hay vuelta de hoja. Incluso, puede producirse una violación en el seno de una pareja, un tema incómodo del que se ocupa también el recomendadísimo corto ‘Soy Ordinaria’.

big-little-lies-violencia-machista

– Maternidad y ‘malasmadres’
La maternidad es un concepto que no debe ni endiosarse, ni demonizarse. Una mujer no es menos mujer por no ser madre. Tampoco lo es por sí serlo. Pero, a pesar de eso, las mujeres somos juzgadas constantemente por elegir no ser madres, por ser madres demasiado pronto, por ser madres demasiado tarde, por no renunciar a nuestro trabajo por ser madre o por decidir entregar gran parte de nuestro tiempo a la maternidad. Las protagonistas de ‘Big Little Lies’ no son una excepción y podemos ver cómo los vecinos de Monterey critican a Jane Chapman (Shailene Woodley) por ser una joven madre soltera o murmuran sobre Renata Klein (Laura Dern) por ser una exitosa directiva que no renuncia a su carrera profesional por su hija -su marido tampoco deja a un lado su trabajo, pero a él nadie le cuestiona-.

big-little-lies-feminismo-serie-hbo-series

– El machismo se aprende
La educación es la clave de todo. Los niños tienen un papel esencial en la trama de ‘Big Little Lies’ y gracias a ellos podemos ver cómo las conductas sexistas se aprenden. Si un niño presencia comportamientos machistas en su hogar y en su entorno social, difícilmente podrá convertirse en un adulto respetuoso con las mujeres ni estar en posesión de los valores de igualdad. De la misma forma, la tolerancia y el feminismo también se transmiten de padres e hijos. Un ejemplo de ello es el momento en el que Renata le dice a su hija Anabella que debe ser “una chica fuerte que use su voz en este mundo”. La está preparando para luchar en un mundo de hombres.

– SORORIDAD
Así, en mayúsculas. Esta es la gran lección que nos deja ‘Big Little Lies’: las mujeres, por muy diferentes que seamos entre nosotras, no debemos ser enemigas. Aunque en distintos grados, todas sufrimos las consecuencias del machismo y, por eso, debemos apoyarnos las unas a las otras. Bello término y poderoso significado que en ‘Big Little Lies’ alcanza su máximo esplendor.

big-little-lies-serie-feminismo-sororidad

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Feminismo, Para cinéfilos, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 5 lecciones feministas de ‘Big Little Lies’

  1. amyleiton dijo:

    No conozco la serie. Gracias a tu artículo me ha entrado mucho interés en verla. Espero que me guste tanto como a ti. Gracias por descubrírmela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s