La explicación de por qué solo las mujeres están incluidas en la Ley de Violencia de Género


La violencia machista ha pasado de ser algo exclusivo del ámbito privado a formar parte del debate público. No obstante, a pesar de que la sociedad cada vez está más concienciada con este problema, es un tema que siempre es fruto de controversia. Las cifras de mujeres asesinadas en España van aumentando a un ritmo vertiginoso, pero nunca faltan las voces contrarias que tratan de equiparar estas muertes con las denuncias falsas por malos tratos, que sin duda hay que erradicar, pero que corresponden solo el 0,018% de las interpuestas. A estoy hay que sumar la polémica generada por las propuestas del partido Ciudadanos en materia de Igualdad, en concreto por la medida que pretende modificar la Ley de Violencia de Género para incluir en ella los delitos de violencia doméstica, quitando el agravante penal por violencia de género.

Son muchos los que aplauden esta decisión porque creen que la violencia no tiene género. Sin embargo, está comprobado que no es así y que las mujeres son víctimas de un problema enquistado en la estructura social.

¿QUÉ ES LA VIOLENCIA MACHISTA?
La violencia machista es aquella violencia que se ejerce contra las mujeres por razón de género. Es, por tanto, una problemática social que tiene como base el sistema patriarcal presente desde los inicios de la Historia y que defiende la superioridad del varón frente a la mujer, considerado el ‘sexo débil’.

¿CUÁL ES LA CAUSA?
La causa principal de la violencia machista es el patriarcado, un sistema que se basa en la supremacía de los hombres sobre las mujeres. Por ello, un hombre se siente con el derecho y el poder de maltratar a una mujer por el simple hecho de ser mujer. La violencia de género es una forma de perpetuar una relación de poder, un ejercicio de dominación.

POR TANTO, ¿QUIÉNES SON LAS VÍCTIMAS?
Las víctimas de la violencia machista son las mujeres. Las féminas son las que han estado oprimidas por el patriarcado, las que han sido discriminadas por su condición de mujeres, las que han sufrido -y sufren- abusos y violencia por ser consideradas inferiores.

PERO, ¿Y LOS HOMBRES?
Los hombres no son víctimas de la violencia machista. Esto no quiere decir que no haya mujeres que maltraten a sus parejas masculinas, pero NO por una cuestión de género. Que no se incluya el maltrato hacia los varones en la Ley de Violencia de Género no es un sinónimo de que los hombres estén desprotegidos, pues el maltrato hacia los hombres debe condenarse dura y contundentemente, pero lógicamente no se puede enmarcar en una ley específica para unos delitos concretos que son los que se producen por razón de género. De la misma forma, los delitos de odio contra personas de otra raza o causados por la xenofobia también deben distinguirse de los homicidios comunes, pues el racismo y la xenofobia -al igual que el género- son agravantes de un tipo de violencia concreto que precisa de medidas específicas.

“Da igual de quién provenga, la violencia es violencia”: ERROR. No da igual. La violencia hay que condenarla provenga de quién provenga, eso es cierto, pero no de la misma forma. Para eliminar el machismo y desmontar el patriarcado se necesitan medidas concretas, que comienzan en la educación y pasan por la protección de las víctimas y las condenas. Lo mismo sucede con los delitos por razones como el racismo o la homofobia: precisan soluciones determinadas para poder atajar el problema de forma eficaz.

No obstante, me gustaría concluir con la clara explicación sobre violencia machista que ofreció Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, en el debate electoral a 9 emitido en TVE:

“La violencia machista es machista porque, evidentemente, se inscribe en un sistema que es el patriarcado en el que hay una opresión del hombre hacia la mujer que no es solo física, sino que puede ser sexual, psicológica e incluso está inscrita en el propio lenguaje. Este tipo de cuestiones están inscritas dentro de un elemento cultural que es el patriarcado y, por lo tanto, tenemos que hacer un proceso que reconozca para empezar que hay una opresión de la mujer por parte del hombre. Y si no partimos de ahí, entonces evidentemente no se estará de acuerdo con la discriminación positiva, pero yo sí estoy de acuerdo con la discriminación positiva porque partimos de una desigualdad que se produce a todos los niveles y que hay que elaborar una cultura de la sostenibilidad de la vida, una cultura feminista y del propio planeta desde pequeños”.

[El vídeo AQUÍ]

 

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Debate, Feminismo, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

43 respuestas a La explicación de por qué solo las mujeres están incluidas en la Ley de Violencia de Género

  1. Roberto dijo:

    Entiendo la razón de que se incluya al hombre, pero no entiendo el propio nombre de la ley.¿No sería mejor llamarla violencia machista para evitar el debate que conlleva este nombre?

  2. Jfran dijo:

    Desde el desconocimiento, no sabía que se hacía distinción. Además, es posible que los medios generen bastante confusión en la utilización de esas denominaciones específicas.
    Tal y como se plantea en el texto, y aplicando un poco la lógica, no todas las acciones de violencia que hayan surgido de un hombre hacia una mujer es machista, no?
    Es decir, si en el caso inverso: mujer hacia el hombre no se le considera violencia de género (a esa mujer se le han activado ciertos mecanismos cerebrales por los que quiere machacar física o psicológicamente a su pareja) es posible que en algunos casos de violencia del hombre hacia la mujer a esos hombres se le activen mecanismos similares y quieran machacar únicamente a esa persona/su pareja.
    Por tanto, la verdad es que veo los límites un tanto subjetivos. ¿cómo se diferencia entre violencia de género y violencia no de género?

    • Lidia Baños dijo:

      Hola, jfran. Sí, sin duda los medios tienen parte de culpa porque ni siquiera se ponen de acuerdo entre ellos en lo que a nomenclatura del problema se refiere. Tu pregunta me parece interesante y me parecería precipitado afirmarte tajantemente que no existe ni un solo hombre en la faz de la Tierra que maltrate a su pareja femenina por razones ajenas a su género. Aun así, creo que esos casos son residuales y que, en general, la mayoría se sostienen sobre una base machista. Por supuesto, muchos de esos hombres ni siquiera son conscientes de que maltratan o ejercen control sobre su pareja por el hecho de ser mujer, porque no entienden esas actitudes como machistas y se creen con el derecho de ostentar el rol dominante de la relación de poder. Quizá es cierto que los límites son algo difusos o, mejor dicho, que pueda existir algún caso marginal que se escape de la definición de ‘violencia machista’, pero en general no es así y por eso es necesaria una ley concreta para acabar con esta lacra. ¡Saludos!

    • jfran dijo:

      A mí me resulta incomprensible las acciones que llevan un hombre hasta tales extremos, y cuando veo malas noticias que han llegado incluso al asesinato intento deducir qué le habrá llevado a una persona a llevar a cabo tal atrocidad.
      Lo que sí me llama la atención es que enseguida se saque esa conclusión de que se debe a la condición de género y por una educación machista. Porqué se asegura tal afirmación: debido a estudios y entrevistas que han hecho a los maltratadores?¿(lo pregunto desde mi total desonocimiento)
      Desde mi punto de vista, lo que a veces he sacado como conclusión, es que la base de todo sí puede que tenga que ver con el género, pero no en un sentido de luchas de poder, sino debido a, al menos yo en mi percepción de la realidad afirmo, que los hombres son psicológicamente diferentes a los hombres. También pienso que es posible que se activen mecanismos violentos propios de nuestra herencia animal (no tengo creencias religiosas) y que, en general, son más habituales en hombres que en mujeres.
      Es la única “lógica” que puedo encontrar en toda esta locura.

      Pero lo que quería concluir es que me ha llamado la atención y lo desconocía que se aplique esa etiqueta de violencia machista a casi que todos los casos de violencia de un hombre hacia una mujer.
      Mi lógica me dice que esa generalización es exagerada y que los límites son muy subjetivos y depende muy mucho de cada caso particular.

      • Bambú dijo:

        El caso es que una distinción así conlleva el tener que poner en marcha mecanismos y técnicas que permitan determinar si la motivación de la agresion es machista o no, por respetar el principio jurídico de la presunción de inocencia. El caso es que como no es fácil y en el fondo a ningún gobierno le ha importado realmente, no se ponen manos a la obra.
        Y sinceramente, achacarlo a la biología me parece un insulto muy gordo a los hombres que no maltratan. Yo si fuera tío me sentiría ofendida. Y ya no es solo pegar, desde crios se les educa en cosas como que levantarles la falda a las niñas o incluso meter mano a las que empiezan a desarrollarse son cosas de niños, y luego muchos llegan a adultos haciendo acoso callejero como algo normal. Mientras tanto, se enseña a las niñas a auto culpabilizarse… Se suele enseñar unos comportamientos que en el ámbito de pareja van a determinar unos roles de dominancia-sumisión bastante claros, que constituye el principal pilar en el que se sustenta el maltrato. Si realmente se educara en respeto estas cosas no pasarían

      • ALEX dijo:

        Hola, me ha encantado el artículo, muy buena reflexión, aclaratoria para muchos perdidos. No obstante, como bien ha dicho jfran, no todas las agresiones de hombres hacia mujeres son cuestión de género, aunque sería muy precipitado por mi parte decir si son mayoría o minoría, sí que es cierto que es muy complicado distinguirlas, pero se podría hacer más por ello.
        Quiero decir, pongamos el ejemplo de un caso de violencia xenófoba, si analizamos el caso, de haberse producido la agresión sin ningún motivo aparente sería tachada indudablemente de “violencia xenófoba”, si ha habido otras causas que la rodean.
        Un problema es que en una agresión de un hombre hacia una mujer en una pareja casi siempre se pone la etiqueta de “violencia machista”. Y otro problema que le veo, es que se extrapola fuera de casos de violencia entre pareja: en una pelea en la calle entre un hombre y una mujer que no se conocen de nada, el hombre tiene las de perder.
        De todas formas, bambú, no digo que las causas biológicas lo justifiquen, pero es una realidad que los hombres tenemos ocho veces más testoterona que las mujeres, eso te da mayor agresividad de manera natural, por eso me parece justo que exista la ley, pese a los problemas que pueda acarrear. La mayor agresividad de un hombre que una mujer es una cuestión biológica, no social. De hecho, pienso que el mayor de los problemas del feminismo teórico de hoy en día es que atribuye absolutamente todo a cuestiones sociales: el patriarcado, omitiendo las cuestiones biológicas.

  3. sallypan dijo:

    Gracias, ha resultado interesante. Me ha abierto un argumento nuevo ^^

  4. crisgar dijo:

    Yo alucino con los comentarios. Cuando hablamos de “violencia machista” la enmarcamos en el ámbito cultural del patriarcado, y de la consideración en el imaginario colectivo de la mujer como objeto sexual, inferior al hombre, y con menos derechos históricamente. Recordemos el no dere cho al voto, las controversias sobre el coeficiente intelectual de la mujer que durante mucho tiempo se estimó menor al del hombre, los límites impuestos a su participación en la vida política, y social, las calificaciones a que se ha visto y se sigue viendo sometida por el ejercicio de su libertad sexual, la estimación de su falta de fuerza física como acicate para definirla como sexo débil en detrimento de su capacidad de reproducción, de gestación, de cuidadora, ejercida durante siglos que sigue sin ser valorada . Ese imaginario está enquistado en el inconsciente masculino, de forma cultural , de ahí que si en el seno de una relación hombre mujer , la mujer es violentada lo es siempre en base a ese imaginario cultural. Solo hace falta preguntar a un hombre de una complexión normal y de una estatura normal de 1.70 si entablaría una pelea con un tipo amenazante de 1.80 o más, y musculado. La respuesta siempre sería no. Volvemos a lo mismo la superioridad física y de autoridad que le hace sentir al hombre que puede abusar del poder que le ha sido viniendo reconocido.

  5. Pingback: A VUELTAS CON LA VIOLENCIA DOMÉSTICA CONTRA EL HOMBRE | Plaza Abierta

  6. Kyok Sunrise dijo:

    Creo que es una gran reflexión, esa que a veces nos cuesta tanto que es la de llamar las cosas por su nombre para evitar confusiones, la verdad sin tapujos.

  7. Andrei dijo:

    El día que haya igualdad de verdad no pasarán estas cosas. Y sí, algunas veces algunos hombres pegan por que si, pero nadie se plantea cómo se ha llegado hasta allí. Antes de malinterpretarme, no estoy diciendo que ninguna mujer se ha buscado ninguna forma de maltrato o violencia, y más aún cuando intento ponerme en vuestra piel.
    Caso práctico; sábado noche, fuera de una discoteca fumando un cigarrillo y oí esta conversación: ¨Estoy harta de tíos que nos tratan cómo objetos…¨, y 2 minutos después las ves arrastrándose y refregándose con alguno a ritmo de una música degradante para la mujer.
    Debería haber una ley con el nombre que sea pero con valores justos; sabemos perfectamente que hace 50 años, incluso menos, no había ninguna ley en contra del maltrato pero eso no quiere decir que sea justo. Y lo que no es justo es que del título a las primeras palabras del artículo cambies de violencia de género a violencia machista.
    / Por ejemplo, estoy conociendo a alguien que le gusta meterse conmigo y a mí con ella y para nosotros es pura diversión, pero claro la gente nos mira mal por la calle. Si no estamos de humor para tonterías así, nos entendemos, nos abrazamos, nos consolamos, comemos chocolate, y esperamos a que se nos pase; sin presión, sin agobios y nos llevamos estupendamente. Somos sinceros, y en el momento que alguno se pasa, con calma, se le hace saber y ya.
    Para mí eso es una relación sana y cada vez que salimos por la calle y bromeamos con cosas que nos hacen gracia, se para la gente a mirarnos mal.

    Con esto, quiero decir que tengo claro que la violencia de género es un tema muy serio y debería haber igualdad y justicia; ¿Así que de verdad crees que algún/a mal tratador/a va a leer tu artículo y se va a llevar las manos a la cabeza y va a decir ¨Aaah, ahora lo pillo¨?

    • Lidia Baños dijo:

      Hola, Andrei. Perdona, pero no puedo ver tu vídeo, me da error. Respecto a lo que dices de la discoteca, cualquier mujer u hombre puede ‘restregarse’ con quién le de la gana en una discoteca. Eso no justifica ningún tipo de violencia, ataque o reproche. Y no sé si algún maltratador leerá mi artículo, pero… ¿por qué no intentarlo?

      • Gracias por la corrección (sin ironías), pero no sé si has captado el mensaje.
        Esta claro que todo el mundo es libre de hacer lo que quiere, siempre y cuando no coarte la libertad de otra persona.
        Pero me parece un poco hipócrita no querer que se le trate a una persona como un objeto cuando se porta como tal.
        Yo no he visto tu artículo cómo un ataque hacia toda la población masculina pero lo dicho; todo empieza con el amor propio.
        A mí me gustan las chicas con carácter fuerte, y sobretodo razonables. Alguien que sabe lo que quiere y cómo lo quiere. Alguien que que no espera que la inviten a cenas y películas, que diga “Oye tú lo tuyo y yo lo mío”. (por poner algunos ejemplos, tengo muchos más)
        Con lo del maltratador me dejas claro tu objetividad en el asunto. Y en el momento que no se sabe diferenciar lo profesional con lo personal…
        Precisamente en el vídeo se muestra a una pareja (ficticia) que discuten en la calle cómo experimento social. Desde las dos perspectivas, se filma la reacción de la gente, y bueno es bastante explicativo.
        “What whould you do – Domestic Violence and Abuse in PUBLIC! (Social Experiment)” en youtube. Es un ejemplo, no es el que publiqué en los comentarios.
        Me despido añadiendo que ninguna forma de violencia está justificada y mucho menos perdonable.
        Un saludo

      • Lidia Baños dijo:

        “Me parece un poco hipócrita no querer que se le trate a una persona como un objeto cuando se porta como tal”. Con eso ya me lo dices todo. Nadie merece ser tratado como objeto, y el hecho de flirtear en una discoteca o llevar minifalda no te convierte en un objeto ni justifica que te traten como tal.

        Respecto a lo del maltratador, no entiendo qué quieres decir. Claro que soy objetiva, simplemente te he respondido y me mantengo: ojalá haya maltratadores que lean el artículo y cambien las cosas.

        He buscado el vídeo que me comentas y, precisamente, con él me estás dando la razón. El hecho de que la sociedad defienda a la mujer maltratada en la calle pero no al hombre es MACHISMO. ¿Por qué? Porque conciben a la mujer como el sexo débil y consideran ridículo que el hombre, la parte fuerte de la pareja, se deje pegar y amedrentar por una chica. Por eso, en vez de defenderle, se burlan. Total, es “solo” una mujer…

  8. Gaby Luna dijo:

    El articulo aclara una serie de dudas, sin embargo en las leyes (al menos las de Venezuela) no sólo se refiere a violencia de género “física” también la psicológica y es donde vemos también excesivos problemas interpersonales en las mujeres y hombres y por supuesto en pareja, quiero decir que, considero netamente apresurado decir que los hombres no sufren de violencia machista (a menos que solo te refieras a la física, pero no la especificas) y me quiero ejemplificar a un porcentaje -no pequeño- sobre del 100% de los suicidas a causa de la depresión el 70 a 80% son hombres, esto refiere a la consecuencia del mismo machismo, del “si eres hombre no debes sentir esto, no es de hombre expresar sentimientos” no es de hombre muchas cosas para la sociedad “machista” Si bien, es una explicación del porqué los hombres no están incluidos en la violencia de género, y lamentablemente pienso que es una conclusión bastante pobre. En el mundo existe violencia de género, te torturan, te maltratan y prohíben por el hecho de ser de “x’s” genero y/o sexo. Si se defiende a una niña del trato machista de su padre y madre, también se debe luchar por el de los niños jóvenes y adultos, evitar la creación de nuevos humanos con estándares machistas y/o crear conciencia sobre este

    • Lidia Baños dijo:

      Sí, me refiero a violencia tanto física como psicológica. Y en el caso de las mujeres, esa violencia se perpetúa contra ellas por el mero hecho de ser mujeres, de ahí a que crea en la importancia de esta ley.

  9. Felix dijo:

    El crimen de género es muy complicado y desgraciadamente lleva cientos y cientos de años en nuestras sociedades. Una lacra que no se soluciona simplemente con leyes pero mucho más, desde los primeros años escolares. También, no se hace un favor llamándolo “Machista”, pues es criminalizar la palabra, o vincularla con criminalidad. Feminista no es análogo de criminalidad verdad? Se debería de tener algo de rigor y llamarlo por su nombre, bien sea “Violencia de Genero” o “Violencia Domestica”.

  10. Con respecto al debate planteado, en todos los debates y en este en particular, me llama la atención cuando se afirma algo tajantemente dentro de un terreno en el que no existen verdades absolutas. Es decir, me llama la atención que se diga: el 99% de los casos de ataques de un hombre a una mujer se debe a condicionantes de educación machista, porque así es, sin más.

    Por otro lado, en cuanto a las razones biológicas, quitando ya la violencia machista, recuerdo leer en un libro de Eduard Punset un comportamiento de las sociedades en donde se permitía la poligamia (quiero incidir en que es una interpretación que hacen algunos científicos y no hay que tomarlo al pie de la letra). En un capítulo se dice que en las sociedades con poligamia, si se supone que hay una distribución del 50 % hombres y 50% mujeres, al existir poligamia pues hay un cierto porcentaje considerable de tíos sin pareja, por lo que se observaba un aumento de la violencia en esa sociedad.
    No quiero relacionar esto en concreto con la violencia machista sino con el hecho de que seguro que muchas personas al observar esas sociedades hacen un análisis superficial y piensan: joder menuda educación tienen! qué radicales son! que le meterán en la cabeza¿?
    Y se olvidan hacer un análisis desde el punto de vista animal, biológico.

  11. Jorje dijo:

    Queria plantear una cuestión. Primero defines el patriarcado como la problemática social que defiende que el hombre es superior a la mujer considerando a esta el sexo debil y luego seguidamente cargas contra la propuesta de ciudadanos de eliminar la asimetria penal de la ley que da a entender que a un hombre que maltrata a una mujer merece mas pena porque ella es mas débil y no se puede defender ¿No te parece contradictorio? Si las victimas mortales no hacen mas que aumentar ¿no deberiamos plantearnos que la ley no funciona o que incluso aumenta el problema? Por cierto, sobre las denuncias falsas se te olvida mencionar las que no acaban en condena, que son el 80%.

    • Lidia Baños dijo:

      No es que un maltratador merezca más pena porque la mujer es más débil, sino porque al delito que comete se suma el agravante de violencia machista. Es decir, es una forma de visibilizar el problema, diferenciándolo de cualquier delito común porque no lo es, sino que está inscrito en un problema de la estructura social. Eso sí, lógicamente la ley por sí sola no funciona y se tendrían que tomar medidas desde ámbitos como la educación. Respecto al dato que aportas, no es que se me olvide mencionarlo, sino que no lo he leído jamás en ninguna parte. Si me facilitas la fuente, te lo agradecería.

  12. Gonzalo dijo:

    Puedo entender lo que dices y, desde luego, estoy de acuerdo en los siguientes puntos: 1) la problemática social que abarca la violencia machista (que no de género) tiene como base el sistema patriarcal presente desde los inicios de la Historia y que defiende la superioridad del varón frente a la mujer, considerado el ‘sexo débil’; 2) La violencia hay que condenarla provenga de quién provenga pero NO de la misma forma. Esto, en mi opinión, es así, y es así en base al principio de igualdad que recoge el artículo 14 de la Constitución, pues todos somos iguales ante la ley, pero no olvidemos que para hablar de igualdad tenemos que tener presente las condiciones desiguales existentes para poder equilibrar la balanza (ejemplo: no le puedes pedir a una persona con escasos ingresos economicos que pague los mismos impuestos que alguién que gana cinco veces más). Está claro que históricamente la mujer ha salido muy mal parada y eso hay que compensarlo.

    No obstante, se generan una serie de problemáticas en como se está llevando este asunto, tanto a nivel conceptual, sobre lo que se entiende como violencia machista, como a nivel legislativo:
    – A nivel conceptual, la violencia machista abarca la violencia física, psicológica, económica o ambiental. Físicamente hablando es evidente que un hombre tiene más posibilidades de someter a una mujer que al revés (digo esto sin ánimo de ofender a nadie, sólo hablo de los conocimientos que dispongo respecto de la condición física natural del hombre y la mujer, sin entrar en aspectos más específicos y si alguien cree que me equívoco aceptare cualquier crítica bienintencionada al respecto) y, a través de ese elemento físico, se pueden controlar los demás tipos de violencia, psicológica, económica o ambiental (una vez intimidada la víctima con la fuerza del agresor, con el que encima habita, puede controlarla en los demás aspectos).

    Pero ¿qué pasa en los casos en que no se aplica esta violencia física? No porque no pueda o porque ella sea más fuerte, sino que sencillamente no lo haga (sea porque no está en su naturaleza, sea porque tiene miedo a las posibles represalias que puede encontrar en la ley o sea por cualquier otra razón). En estos casos, que no son pocos, la línea entre lo que es violencia machista y no se difumina muchísimo más. Los demás tipos de violencia que he mencionado antes, potencialmente, están a la disposición tanto del hombre como de la mujer, cualquiera puede machacar verbalmente al otro, el que lleve dinero a casa puede controlar lo que se gasta el otro y cualquiera puede dar un portazo o golpear una mesa (son ejemplos a lo mejor muy simplistas de lo que se entiende por violencia, pero mi intención es que sean sólo para coger la idea).

    Es aquí cuando creo que se defiende “in extremis” a la mujer, pues en todos esos supuestos, la mujer va a estar siempre mucho más protegida que el hombre, rompiendo aquí con el principio de igualdad, no sólo porque al hombre se le proteja mucho menos, sino porque, agarrándose a ese sistema patriarcal mencionado, prácticamente se trata a la mujer como si fuera de cristal, debiendo cualquiera andarse de puntillas en como trata a su cónyuge o pareja cuando todos sabemos que eso no es posible (nos gritamos, nos enfadamos, nos decimos absolutas burradas, nos indignamos por lo que se ha gastado el otro en algo que según su pareja no hacía falta, etcétera).

    – Es aquí cuando entramos en las consecuencias normativas que esas rencillas internas en las que no se levanta la mano a nadie ni se amenaza con levantarla siquiera pero que, en todo caso, se nos van de las manos, tiene unas consecuencias catastróficas para el hombre. Una denuncia por violencia de género conlleva la inmediata detención del hombre, sin que haga falta prueba alguna, que dormirá en el calabozo tras tomársele huellas dactilares y fotografías, y será conducido al día siguiente (o pasado el fin de semana, si es detenido un viernes) esposado ante el juez. Esto rompe con otro principio constitucional que es el de presunción de inocencia, pues aquí directamente se le están imponiendo unas condiciones al presunto agresor (presunto porque ni siquiera ha sido juzgado todavía) que muy probablemente le van a dejar marcado de por vida, sea culpable o no.

    Esto sin hablar ya de las medidas de alejamiento, divorcios llevados por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer (obviamente en favor de la mujer), entre otras medidas.

    El fundamento utilizado para justificar estas medidas, el sistema patriarcal, si bien no ha desaparecido del todo, no se puede decir que tenga la fuerza que tenía antes pues, como tú dices, la sociedad está más concienciada (aún así debemos seguir avanzando, no cabe duda) pero considero que con estas normas estamos impidiendo que desaparezca del todo, agarrándonos a ella para justificar una legislación protectora que, en mi opinión, tal y como está, no funciona como debería.

    Un saludo.

    • Lidia Baños dijo:

      Hola, Gonzalo. No te niego que, a veces, sea difícil discernir qué es y qué no es violencia machista. Con esto quiero decir que toda problemática social es complicada y no es fácil evaluar cada caso. Sin embargo, no creo que a las mujeres se las trate como si fueran de cristal. De hecho, entiendo y apoyo que al supuesto agresor se le detenga, sobre todo teniendo en cuenta el contexto y el número de mujeres a las que asesinan cada año, cifras que no descienden, sino todo lo contrario. Es verdad que, en caso de ser el hombre inocente, sería injusto para él, pero para eso está la Ley, que debe condenar a la mujer por haberle denunciado falsamente mientras que él debería ser indemnizado (sé que lo económico no compensa todo). Coincido contigo en que la legislación no funciona como debería, pero precisamente por eso habría que combinarla con otras medidas que van desde la educación. Creo que solo así se puede atajar este problema, hasta que llegue un día en que esta ley no sea necesaria y ningún hombre ni ninguna mujer se vea damnificado. Un saludo.

      • Gon Velva dijo:

        No coincidimos en que se detenga al agresor de manera inmediata. Precisamente, pese a que hablamos de una medida muy drástica, esto no parece haber hecho que descienda el número de agresiones a las mujeres, por lo que es una medida que, aparte de injusta (desde el punto de vista constitucional ya planteado), parece ser inútil tal y como está regulada.

        Coincido contigo en que este tema debe tratarse desde otros ámbitos también, de hecho, creo que la educación es la LLAVE para una sociedad más igualitaria en todos los aspectos.

        De nuevo, un saludo.

  13. Mjk dijo:

    Las víctimas de la que llamas “violencia machista” siempre han sido las mujeres y los hombtres. O acaso olvidas que los que fueron a las guerras a hacerse matar para defender el clan, la ciydad, el país, no han sido precisamente las mujeres? ¿Y los que hasta mediados del siglo pasado tenían un promedio de vida de 35 años porque morían de silicosis por trabajar en la mina, qué? ¿Eran mujeres?… Y los que arriesgaban su vida saliendo a pescar?… Y los que no podìan mostrar debilidad alguna?
    Ese ombliguismo que mira por una estrecha rendija, me produce verguenza de género. Y lo curioso: las multiples campañas que se han hecho para protegernos de la violencia machista sólo han logrado más muertes por año. A ver si espabilan y ponen, ademas del telefono para “víctimas”, un teléfono para que hombres llevados al límite por descalificaciones e insultos de sus parejas, puedan pedir ayuda antes de dar la primera bofetada.
    Porque las secuelas de un empujón, tortazo, patada, difícilmente duran más de 6 meses pero un “y este hijo ni siquiera es tuyo” u otras lindezas pir el estilo… Duran toda la vida.

    • Lidia Baños dijo:

      ¿Qué tendrá qué ver ir a la guerra con la violencia machista? En la guerra hay violencia, sí, pero no tiene nada qué ver con el género. Sucede lo mismo con lo que dices de las muertes en trabajos como el de minero. Es terrible, pero no tiene nada qué ver con una problemática social como la violencia machista. Y lógicamente ese tipo de trabajos más tradicionales siempre han estado copados por hombres porque las mujeres quedaban relegadas al ámbito doméstico. Te aconsejo que veas la película ‘North Country’ para que veas que también hay mujeres que han trabajado en minas y el tipo de violencia que se ha ejercido contra ellas.

      Tampoco creo que sepas las secuelas que puede dejar una patada o un empujón. Ese empujón puede acabar en asesinato. Detrás de esa patada, puede haber amenazas y todo tipo de maltrato psicológico. En todo caso, serán las víctimas las que puedan evaluar las secuelas, no tú.

  14. Joaquin dijo:

    Intentar justificar lo injustificable para vivir del cuento a base de subvenciones, si somos iguales ante la ley y esta recoge la violencia como delito la creación de leyes como esta va en contra de los derechos humanos y de nuestra constitución, mejores mecanismos de control ante denuncias que no sean objetivas o demostrables, con ello me refiero al maltrato psicológico, la mujer no necesita una ley específica discrimina a la mujer por el mero echo de ser mujer. Falsear estadísticas como el de las denuncias falsas ya cansa un rato. Mano dura a la violencia, venga de dónde venga.

    • Lidia Baños dijo:

      Es que precisamente la violencia machista afecta a las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. Y aquí nadie falsea estadísticas, todos los datos que aporto son oficiales. Mano dura a la violencia y mano dura al machismo.

      • Joaquin dijo:

        Las estadísticas las falsea el mismo ministerio cuando sesga o deja fuera según que datos le convenga, infórmate mejor del dato sobre denuncias falsas, o si tanto te gusta busca sobre la estadística de maltrato infantil que hace unicef, que mal que os deja a las hembristas, lo de la sociedad patriarcal empieza a oler a rancio y atemporal como algunas políticas, os habéis empeñado a meter a todos los hombres en el mismo saco, la ley debería verse caso a caso, creo sinceramente que como esta ahora es contraproducente para la misma mujer.
        Intenta arrinconar a un aminas y amenaza lo con un palo, una de dos, o te muerde o le muerdes, entiende el simil

      • Lidia Baños dijo:

        Te vuelvo a repetir que estoy bien informada sobre el tema de las denuncias falsas gracias tanto a fuentes oficiales como policiales. Y respecto al maltrato infantil, no sé qué tiene que ver con este tema. La sociedad patriarcal sigue existiendo (ojalá no fuera así) y no me considero ‘hembrista’ por denunciarlo. De hecho, el hembrismo como movimiento no existe, por mucho en que muchos os empeñéis en que sí. No tengo nada más qué decir, pasa un buen día.

  15. Manuel dijo:

    Personalmente, yo como hombre me siento indefenso con la legislación vigente. Si mi pareja sentimental me denunciara de manera falsa (y creo que es muy improbable que pase, pero no está de más analizarlo hipotéticamente), el juez podría acordar cautelarmente mi salida del domicilio, una orden de alejamiento, prohibición de comunicación, suspensión de la patria potestad, etc. La solución que se da en estos casos, es que se indemnice al hombre que ha sido falsamente denunciado, pero desde luego ni por una suma millonaria querría yo vivir un acoso judicial como este (y social, porque que se conozca en tu entorno que te han denunciado por violencia de género te puede hundir socialmente). La violencia machista es el único ámbito en España en el que la presunción de inocencia de un colectivo (también tal vez en el terrorismo) es ignorada. Lo siento mucho, pero no me parece bien que podamos pagar justos por pecadores, no todo vale en esta vida, no me vale el argumento de que el fin justifica los medios, quiero en definitiva que se respeten mis derechos.

    • Lidia Baños dijo:

      Bueno, Manuel, aunque obviamente respeto tu opinión y comprendo que puedas sentirte perjudicado, teniendo en cuenta el número de mujeres que son asesinadas al año y el bajísimo porcentaje de denuncias falsas, esta medida sigue siendo necesaria. Lógicamente, nunca se sabe si en ese bajo porcentaje de denuncias falsas algún día puedes estar tú, y está claro que por muy alta que sea la indemnización, nada va a reparar tu daño psicológico, pero de momento a nadie se le ha ocurrido otra solución.

  16. Jorge dijo:

    El problema, para mi, es que en este artículo se hace una simplificacion de la realidad que en realidad resulta muchisimo más compleja de lo que se da a entender.

    En primer lugar es que se mezclan conceptos para llegar a una conclusión erronea. Así, efectivamente, la violencia de un hombre contra una mujer por el mero hecho de que esta sea mujer es violencia machista. Así mismo estoy de acuerdo con el hecho de que la causa principal de dicha violencia es el llamado patriarcado (un término feminista que no me gusta demasiado como tal pero con el que estoy de acuerdo).

    Ahora bien, donde existe un error tanto en la ley de violencia de genero actual como en las justificaciones que en este artículo se reflejan está en que la ley actual omite una parte importante: POR EL MERO HECHO DE QUE ESTA SEA MUJER.

    La ley actual, en cambio, formula la suposicion como “La violencia de un hombre contra una mujer es violencia machista”. Es decir, la ley actual regula OTRA COSA.

    Notese que existe una diferencia abismal entre una y otra acepción que cambia completamente tanto el marco como la interpretacion. En el primer caso es evidente que la violencia machista solo puede darse por parte del hombre a la mujer. Un hombre que maltrata a otro hombre no lo hace por el mero hecho de que sea hombre y es inverosimil que una mujer maltrate a otra mujer por el mero hecho de ser una mujer.

    Ahora bien, en la legislación actual, cuando una mujer es objeto de un robo con intimidación, no se considera violencia de género (a no ser que la intimidacion tenga un caracter sexual), es decir, si te roban el bolso a punta de navaja y huyen, no se considera violencia de genero.

    Por tanto la ley actual considera, DE FACTO, que la violencia de género es otra cosa. Es aquel tipo de violencia que se produce por parte de un hombre a una mujer y de acuerdo a una serie de características concretas y que, en la mayoría de los casos, tiene un componente de caracter sexual o de caracter emocional afectivo.

    Y es de esta divergencia de donde surge, en mi opinión, la fuente del conflicto. Puesto que no se entra a juzgar si el acto se realiza “por el mero hecho de ser mujer”, se crea una situacion de indefension e injusticia en otros colectivos. Por ejemplo, en el caso de una pareja gay en el que un hombre es maltratado por otro hombre, no se encuentra cubierto por la ley actual, es decir, la violencia que sufre no se cataloga como “de genero”.

    Esto, que es totalmente coherente cuando uno aplica la definición general, ya no lo es tanto cuando uno analiza la definición de facto, es decir, que no se entra a valorar si la agresion es “por ser una mujer” sino que se valora que “es una mujer” y “está dentro del entorno afectivo o sexual” … Y ante esa óptica es razonable que la consideración de “es una mujer” no se en cuenta.

    Lo que resulta especialmente descorazonador es pretender que se está evaluando una cosa cuando en realidad se está evaluando otra y causando un perjuicio comparativo a otros colectivos que deberian recibir el mismo trato.

    Como conclusión me gustaría recalcar de nuevo que consideramos machismo aquello que sufre una mujer por el mero hecho de ser mujer, pero el mero hecho de ser mujer Y sufrir cualquier tipo de acción no implica que la acción en si sea machista. En otras palabras, un tío que entra a un banco a robar y se carga a 3 personas no es machista solo porque esas tres personas resulten ser mujeres. Es un asesino, si, y un ladrón, también, pero no puede deducirse que sea machista (que a lo mejor si o a lo mejor no, pero el mero hecho en si no prueba nada ni en una dirección ni en la otra).

    • Lidia Baños dijo:

      Me has hecho pensar mucho, Jorge. Creo que aunque en la violencia machista se tengan en cuenta como dices otros factores como un componente sexual o un vínculo afectivo, la base sigue siendo que se está maltratando a esa mujer por el mero hecho de serlo (sumado a esos factores, sí). Por eso sigo viendo esencial que siga existiendo ese agravante y no creo que una pareja homosexual se vea perjudicada porque ese agravante no exista. El código penal ya los protege y creo necesario que siga habiendo esa distinción con la violencia hacia las mujeres porque no son casos aislados, sino una auténtica lacra que solo las afecta a ellas (aunque, lógicamente, también hay casos de violencia en parejas de gays o lesbianas, pero las causas y la base son distintas).

      • Jorge dijo:

        Bueno, eso es otra discusion. Ya te digo que yo no tengo mi posicion completamente clara al repecto. Por un lado creo que el agravante por violencia de género es absolutamente necesario, especialmente dadas las estadísticas.

        Por otro, sin embargo, creo que lo ideal seria que la ley reconociera de igualmente a TODOS los que se encuentran en esa situación mediante una ley neutra. Es decir, que el agravante se aplique a la situacion y luego, si eso termina aplicandose a 99 mujeres y 1 hombre, pues genial.

        Uno de los casos más específicos fue una notica relativamente reciente en la que habian encontrado muertos a una mujer y su pareja (un hombre) en la casa. El comentario final era que “al final no se trata de un caso de violencia de genero puesto que fue la mujer la que asesinó al hombre y luego se suicido”. Esa noticia a mi, particularmente, me atenta contra mi sentido de igualdad. No puede ser que ante una situación que es identica (o bien el hombre mató a la mujer y se suicido, o bien la mujer mató al hombre y se suicido), cuando la evaluamos, a posteriori, en función del SEXO de la persona que ha cometido el crime para un crimen que es IDENTICO en ambos casos, pues me golpea bastante fuerte. A fin de cuentas la discriminacion, aunque sea positiva, sigue siendo discriminacion.

  17. Masculinista Profeminista dijo:

    Osea, que si cualquier mujer es maltratada por cualquier hombre, es Violencia de Genero, pero si cualquier mujer humilla, agrede, destruye propiedad del hombre o le ataca hablando o psicológicamente no es Violencia de Genero?. Yo creo que si se pusiera lo mismo a ambos, habría tantas denuncias tatol a un lado como a otro el las comisarías, o puede que no porque los hombres tienen miedo de reconocer en público que una mujer les hace mucho, mucho daño y encima no pueden hacer nada por impedirlo.

    • Lidia Baños dijo:

      Efectivamente, no es lo mismo. Eso no quiere decir que una violencia sea peor que otra, como he explicado en el artículo. Simplemente, son diferentes y deben condenarse de distinta manera.

  18. samtrom dijo:

    hay demasiada facilidad para las mujeres, y no incluyo a todas, pero las hay que ya se han acostumbrado a esto y se aprovechan del sistema (conozco varios casos) Mi duda como hombre es.. si siento que mi esposa me maltrata psicologicamente, utiliza a mis hijos para manipularme y ese tipo de cosas.. podria yo denunciarla? como podria demostrarlo? Que ha manipulado la relación asta el punto de cnseguir lo que queria, sin darme cuenta asta estar metido del todo. Y sabiendo perfectamente que si yo, como hombre, decidiera cortar por lo sano, ella tendria todos sus derechos, casa, dinero, hijos… etc… Esta sociedad esta en todal desigualdad, es lo que siento. Y por culpa de la discriminacion positiva, el hombre esta totalmente desprotegido

  19. domingo dijo:

    Estoy totalmente en desacuerdo y no soy machista hay muchos hombres que son maltratados físicamente y sipquicamente por mujeres y estas se amparan detrás de una ley que si las protege y repito esta ley simplemente lo que hace es protegerlas por el simple echo de ser mujer y no por los delitos cometidos a un hombre se le denuncia y ya están dictando sentencia antes de ser juzgado automáticamente pasa en el calabozo 24 horas o más privandolo de su libertad muchas veces siendo inocente y no hay derecho
    La mujer puede poner orden de alejamiento quedarse dentro de la casa pedir manutención y por encima meter al amante en tu propia casa dejando al hombre totalmente indefenso y desprotegido hasta tal punto de muchas veces llevarlo a la locura y hacer verdaderas atrocidades como puede ser suicidio ,matar a los hijos , a la mujer , suegra etc etc etc y no estoy justificando una muerte en ningún caso silo digo que muchas veces esa locura es fruto de esa situación,paremos con esto ya de una vez por todas y seamos legales y justos para todos ,ni una muerte más
    Basta ya con tanta hipocresía y tanto feminismo
    Ley justa para todos
    Basta ya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s