¿Por qué se exige más a las películas ‘de mujeres’?


por-que-se-exige-mas-a-peliculas-de-mujeres

Odio las etiquetas, las odio mucho. Y, a pesar de eso, he empezado este artículo con una. Con películas ‘de mujeres’ me refiero a filmes con un reparto mayoritariamente femenino, a remakes y nuevas versiones de pelis con actrices femeninas o a géneros copados generalmente por hombres y que ahora protagonizan mujeres.

Pero vayamos al quid de la cuestión: lo que sucede con estas películas (sobre todo con las dos últimas tipologías) es que suelen ser juzgadas más duramente que sus homónimas masculinas. Es decir, se les exige mucha más calidad o incluso se presupone que van a ser malas o que son innecesarias incluso antes de que se hayan estrenado.

Charlando el otro día con una amiga, repasamos algunos ejemplos de películas en las que la vara de medir era mucho más implacable por su componente femenino (y feminista). Para mí, estos son los dos más ilustrativos:

Las Cazafantasmas (2016)

Cuando se anunció el reboot de Los Cazafantasmas (1984), estalló la polémica. Y no fue solo por temor a que no le hicieran justicia a un clásico ochentero tan mítico como aquel, sino porque iba a ser protagonizada por mujeres. Al menos, eso dejaban entrever las críticas, que daban por hecho que el reparto femenino no iba a dar la talla, que las actrices seguro que no iban a ser tan graciosas como Bill Murray y compañía, que no tenía sentido que unas mujeres se enfrentaran con fantasmas, y un largo etcétera. Pero lo grave no es que haya gente a la que no le gustara Las Cazafantasmas, lo cual puede ser perfectamente entendible, sino la dureza y rechazo hacia una película que aún no había visto la luz.

Algo similar pasó con Ocean’s 8 (2018), que aunque no generó tanto odio, sí tuvo que enfrentarse a burlas y quejas previo a su estreno. Y no me refiero solo a los comentarios de más bajeza que se resumen en “Las mujeres A FREGAR”, sino también a esos críticos de cine en potencia que reclamaban que esta entrega fuera un auténtico peliculón. De sus predecesoras (Ocean’s 11, 12 y 13) nunca se esperó gran cosa; al fin y al cabo, solo eran pelis ‘de robos’ cuya función es entretener al espectador. Pero como ahora son las mujeres las que roban, las que lideran, las que están en situación de poder, se exige un nivel mucho más alto. Y no tiene sentido, porque igual que si vas al cine a ver Fast and Furious sabes que simplemente vas a pasar un buen rato y no a ver una obra maestra, no demandes lo contrario solo porque ahora las protagonistas sean mujeres.

Capitana Marvel (2019)

El otro grupo de pelis que no son medidas con el mismo rasero cuando la óptica es femenina comprende aquellos géneros más masculinizados, como el de acción o la ciencia ficción. ¿O es que alguien puede olvidar las críticas a Mad Max: Fury Road (2015) por su óptica feminista?

De ello tampoco se escapan las películas de superhéroes. Cuando la mujer deja de ser un simple complemento del héroe o una doncella en apuros, las críticas no se hacen esperar. Pasó con Wonder Woman (2017) y está volviendo a pasar con Capitana Marvel (2019). Que si hay que boicotear esta película, que si todo es culpa de las feminazis, que si el feminismo se está cargando la esencia de Marvel… (Cuando, ojo, Capitana Marvel es un personaje de los cómics de MARVEL que existe DESDE 1968).

Así que no, las películas ‘de mujeres’ no tienen por qué ser malas. Pueden serlo, o pueden no serlo, como las protagonizadas por hombres. Pero, al menos, hay que dignarse a ver la película antes de juzgarla y exigir la misma calidad que le pedirías a cualquier otra. Y no, no son innecesarias ni una forma de “quedar bien” con el feminismo. Si hay algo que Hollywood hace constantemente es versionar, continuar y referenciar películas antiguas. Y no solo creando nuevas historias en las que las mujeres ocupan más protagonismo, sino también cambiando la procedencia o etnia de los protagonistas, el enfoque de la trama, etc. ¡Si hasta van a sacar una película de acción real del videojuego Sonic! Y sí, quizá la peli de Sonic o la de Capitana Marvel puedan ser desastrosas, o quizá nos acaben encantando. Pero dejemos que nosotros mismos lo descubramos.

Acerca de Lidia Baños

Periodista. Feminista incansable.
Esta entrada fue publicada en Debate, Para cinéfilos, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s