Nada es cierto hasta que un hombre lo diga


Hace unos días, han salido a la luz unas declaraciones del director Bernardo Bertolucci que han escandalizado a medio mundo. En 2013, el italiano confesó en una entrevista en La Cinémathèque Française de París que la escena más famosa de su película ‘Último tango en París’ fue rodada sin el consentimiento de uno de sus protagonistas. Nos referimos al momento en el que Paul (Marlon Brando) utiliza mantequilla para penetrar analmente a Jeanne (Maria Schneider). Sí, Bertolucci y Brando se pusieron de acuerdo para filmar esta escena sin contarle nada a Maria. Dicho en otras palabras: el director y el actor se pusieron de acuerdo para violar a una mujer y grabarlo para la película.

bertolucci-marlon-brando-maria-schneider-cine-machismo

Bertolucci, Marlon Brando y Maria Schneider (1973)

“Quería ver su reacción como chica, no como actriz”, explicó el italiano sin inmutarse a pesar de ser cómplice de una agresión sexual vendida como arte. Y es que, después de todo, Bertolucci consiguió su objetivo: una escena impactante en la que las lágrimas y el dolor de Maria Schneider son totalmente reales. Todo vale por una buena película que te encumbre como en lo más alto de Hollywood, ¿verdad?

Lo más triste de todo es que Maria Schneider ya había denunciado públicamente durante años este tormento. Siempre describió la escena de la mantequilla como uno de los episodios más dolorosos de su vida. Se sintió impotente y quedó marcada para el resto de su vida, hasta que finalmente falleció en 2011 a causa de un cáncer. Murió sabiendo que nadie la creía, a pesar de ser la protagonista de los hechos o, mejor dicho, la víctima de un delito que fue aplaudido por los críticos y la sociedad. Su testimonio no valía nada al lado de las versiones de hombres poderosos como Bertolucci o el propio Brando que, por cierto, fueron nominados a los premios Óscar de 1973 como Mejor Director y Mejor Actor por esta película.

estrella-fama-marlon-brando

Estrella de Marlon Brando en el Paseo de la Fama (Hollywood). Maria Schneider es la única de los tres que no tiene una.

Hasta que el propio Bertolucci no ha reconocido planeó una violación para su película más famosa y se lucró de ello, nadie ha creído que esto fuera posible. Ha tenido que llegar un hombre y contar su versión para que Maria Schneider dejara de parecer una mentirosa o, en el mejor de los casos, una exagerada. Parece que nada es cierto hasta que un hombre lo constate….

Pero no es la primera vez que esto ocurre. Nunca nadie ha creído a Dylan Farrow, hija de Woody Allen, cuando narraba los abusos a los que le sometió su padre. Tampoco nadie creyó a la testigo protegida que reveló el Caso Torbe, a pesar de que algunos de sus implicados como David De Gea ni siquiera se han dignado a dar explicaciones. Todos dudaron de Amber Heard cuando denunció los malos tratos por parte de Johnny Depp. A ellas, las mujeres que se atreven a cuestionar y denunciar a grandes hombres, a genios del mundo del cine o del deporte, nadie las cree. No importan las pruebas que presenten, su testimonio siempre es descartado o puesto en duda. Por supuesto que hay que respetar la presunción de inocencia de los acusados, pero eso no quiere decir que haya que ignorar los testimonios de estas mujeres, siempre tildadas de “aprovechadas” que quieren desprestigiar o ensuciar la reputación de “los intocables”.

Todo vale en el cine, o al menos ese es el mensaje que transmitió Bertolucci. Esto me repugna y no debemos mirar hacia otro lado o ser menos duros con Bertolucci o Brando por mucho que nos gusten sus películas o sus actuaciones. Ya lo ha explicado muy bien Jessica Chastain en su Twitter: “A toda la gente que adora esa película: estáis viendo a una chica de 19 años siendo violada por un hombre de 48. El director planeó el ataque”. Así, sin tapujos. Y ante nuestros ojos. Esto es lo que hacen algunos de los intocables a los que siempre damos crédito.

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

He estudiado Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y me gusta informarme e informar. Uno de mis retos es que todo el mundo tenga la posibilidad de conocer y comprender lo que es el feminismo y pueda llevarlo a la práctica para constituir un mundo mejor.
Esta entrada fue publicada en Feminismo, Para cinéfilos, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

47 respuestas a Nada es cierto hasta que un hombre lo diga

  1. Eli dijo:

    Al leer el titular creía que el contenido iría por otra parte (no por ello más acertada, estupenda entrada). Me refiero al hecho de que, hasta que un hombre no habla, no se le presta atención al problema. Esto se vio muy claro cuando, hace unas semanas, se compartió por todas las redes sociales una foto de un hombre en ropa interior en una manifestación con un cartel que decia algo como “yo no siento miedo por enseñar en la calle pero una mujer sí”. También se compartió mucho un artículo de un hombre que decia entender el miedo de las mujeres por la calle al notar que se ponían nerviosas cuando era de noche y él caminaba en su misma acera.

    Son cosas que las mujeres llevan diciendo desde el Pleistoceno pero, hasta que un hombre no las cuenta desde su perspectiva de hombre, muchos de estos no se las replantean ni las difunde. Y esto no es mas que demostrar que un hombre es necesario para que se le haga caso a problemas que nos afectan a las mujeres.

    • Lidia Baños dijo:

      Estoy contigo, Eli. Es triste que no se preste atención al machismo que denunciamos las mujeres hasta que un hombre no es el emisor del mensaje, a pesar de que somos nosotras los que sufrimos ese machismo de forma directa. En el caso de Bertolucci sucede algo similar, su testimonio es “el que vale”. Pero por supuesto que es necesario que los hombres se unen a la causa y griten (siempre) con nosotras. 🙂

  2. Martinez dijo:

    Pequeña puntualización: Sin quitarle gravedad al asunto, lo que Bertolucci y Brando planearon a espaldas de Schneider fue la escena, que con sus santos huevazos no le pidieron permiso a la actriz para grabarla de esa manera. Pero (y repito, sin quitarle gravedad al asunto) no hubo penetración.

    • Lidia Baños dijo:

      Hola, Martinez. Sé que no hubo penetración, pero eso no quita que sea una agresión sexual. Y lo peor de todo, legitimada ante las cámaras…

    • Nn dijo:

      Perdón, “pero no hubo penetración”???
      Eso es como decir: ” le atracaron con una navaja al cuello, pero como solo le hicieron rasguños en lugar de apuñalarlo, no es para tanto, no sé de qué se queja”, o ” le dieron unos golpes, pero como no le dejaron en coma ni le mataron, pues no es tanta agresión”.

      • Ménade dijo:

        Nn, entiendo que te indigne tanto su comentario. Por supuesto es algo gravísimo y sí, es una violación. Pero su comentario supongo que viene dado con la intención de aclarar que no se le debe llamar violación sino agresión sexual. (Y sé que es lo menos importante del asunto) De todos modos, puede haber violación sin penetración. Ese comentario lo que demuestra es la ignorancia (sin ánimo de faltar, que hasta hace dos días yo también ignoraba mucho del tema) que rodea el asunto.
        Lo que quiero decir es que no creo que lo haya dicho con mala intención sino con la intención de corregir algo que, desde su punto de vista, estaba mal escrito.

    • Lurdes dijo:

      ¿Pequeña puntualización? Vale, te zurro hasta que me canse, te humillo… pero como no hay penetración aqui no pasa nada?…¿Pequeña puntualización? estas de broma…

  3. soledad dijo:

    No pude terminar de ver esa película por más brillante que digan que es, desde el principio me pareció profundamente machista!

  4. Badwolf dijo:

    Una actitud deplorable, egoísta y vil, eso es lo que me parece lo que sendos hombres hicieron, tanto profesionalmente como humanamente, y esto lo digo como persona y como actor y director. Si bien María conocía la escena y había dado su visto bueno, ambos hombres ocultaron las partes más grotescas del guión, recalco esto para que no se forme la idea que ha ido pululando por ahí de “violación real” o de que María no sabía nada, etc. Lo que ocurrió fue que este cineasta pensó que ocultarle a María que la escena, y algunos elementos que se interpretarían en esta, iban a ser ciertamente grotescos, iba a darle el toque de realismo que buscaba, sin pensar que a dicha actriz, estos podrían desagradarle,e incluso marcarla psicológicamente.

    Quizás hoy, rodar una escena así no supondría tanto problema, pero para la época y para una mujer que ya se encontraba tocada emocionalmente, era dar el pistoletazo de salida a su depresión. Ella demandó porque aquello no se había pactado, pues ella estaba dispuesta a interpretar una violación, pero no así, pero la ley lo omitió sin darle importancia (Y entonces el error se confirma).

    No fue real, como en algunas páginas dejan caer, no es cierto que ella desconociera la escena, puesto que dio su visto bueno para filmar una escena de violación para la película, lo deplorable, egoísta y vil de ambos hombres fue que le ocultaron para beneficio propio los detalles y que cuando ella lo denunció, ellos callaron… No es necesario, como he visto en otras paginas o blogs, insinuar nada más allá de lo que realmente ocurrió.

    Siento si parece ambiguo el mensaje, pero no estoy de acuerdo con ese intento generalizado de sugerir cosas que no ocurrieron, cuando la realidad ya es suficientemente deplorable.

    • Badwolf, ¡totalmente de acuerdo! Es francamente preocupante que en cualquier dominio de la lucha contra la opresión y por los derechos humanos, sea en cuestiones de sexo-género, de etnicidad, de diversidad funcional, de edad, de confesión, etc., etc., no se tenga ningun cuidado por el rigor, por la veracidad de los hechos. Es preocupante que también en los debates anti-opresión caigamos en la tendencia a la POSVERDAD, tan aupada por el populismo fascistizante representado, por ejemplo, por quien acaba de ganar la presidencia de la república de los EEUU…..
      Hago mías tus palabras finales…

    • Lidia Baños dijo:

      Vamos a ver, Badwolf, el hecho de que Bertolucci no pronuncie la palabra “violación”, no quiere decir que no lo sea. Lo que le hicieron a Maria Schneider fue una agresión sexual, por muy gracioso y poco importante que le parezca al director italiano. Créeme que no tengo ningún interés en “sugerir cosas que nunca ocurrieron”, como dices, pero creo que Maria (que es la que estaba allí y la que sufrió el abuso, no vosotros ni yo) se merece algo de crédito, aún después de muerta.

      • Badwolf dijo:

        Lidia, por un lado estoy seguro de que no es tu interés, no te conozco, así que faltaría más desconfiar, simplemente, como he dicho en un comentario más abajo, Schneider nunca dijo que fuera violada o que la hubieran agredido, sus palabras textuales en la entrevista de la cual salió esta leyenda urbana fueron: “Me siento humillada y para ser honesta, un poco violada por Brando y Bertolucci”. Durante esta entrevista, y como tantas otras veces, decía que de haber sabido el guión real, nunca hubiera rodado esa película, y ella tenía todo el derecho del mundo a decidir si hacer una escena así o no, pero como ya había firmado el contrato, no podía dejar la película a la mitad porque sino tendría que pagar una indemnización a la productora. También, estaba en todo su derecho de hacerlo público y quejarse por lo que había sido una encerrona cruel.

        En lo que a mi respecta, mucho antes de la declaración hace 3 años de Bertolucci, siempre he pensado que Schneider tenía razón, Bertolucci es un director de la vieja escuela italiana, con un ego bastante subido y aires de grandeza e impunidad (Y debo reconocer que además no aguanto sus películas). Y en cuanto a Schneider, merece todo el crédito que se le quitó en vida.

  5. Por desgracia nunca sabremos si bertolucci mentía entonces, si lo hace ahora o si lo ha hecho siempre. Hasta aquí bien.
    El resto es tendencioso y torticero. Una burda manipulación de la verdad.
    Habla de hechos rebuscados en todo el mundo a lo largo la historia. Se omiten deliberadamente los casos en que es al revés. Esto no es feminismo, es mentir.

    http://www.malostratosfalsos.com/denuncias-falsas-demostradas/?mobile=1

    http://www.lavanguardia.com/sucesos/20161026/411346310855/detenida-la-mujer-que-denuncio-falsamente-en-bembibre-leon-a-su-expareja-por-un-secuestro-que-simulo.html

    http://www.cronicas.org/cm_bala.htm

    En todos estos casos la palabra del hombre no tuvo valor y no ha habido que ir a buscarlos por todo el mundo.

    Ni que decir de “la bala de plata”.

    Flaco favor le hace este tipo de artículos al verdadero feminismo. Ahora recoges las palmaditas en la espalda de tus correligionarios y te quedas tan pancha.

    • Lidia Baños dijo:

      Ya faltaba el sabio que diera lecciones y hablara del “verdadero feminismo”. Gracias, experto en feminismo, te necesitábamos, de verdad.

    • Badwolf dijo:

      caspaisvalencia, que esté uno más o menos en desacuerdo con algo no implica reaccionar y hablar de esa manera. Yo mismo no estoy de acuerdo en el hecho de que el artículo resulte ambiguo y pueda dar lugar a malos entendimientos, como que algunos crean que se trató de una violación real, pero para nada estoy de acuerdo con el tratar al texto como “tendencioso y torticero” ni como “burda manipulación”.

      Así mismo tratar de defender algo con un ¿Acaso con los hombres no ocurre?, me recuerda un poco al “Y tu más” de los niños (Y de los políticos actuales, para qué nos vamos a engañar). Por supuesto que también ocurre, al igual que a algunos hombres también son agredidos por sus parejas, pero curiosamente, el caso de Schneider no es un caso “rebuscado” como dices.

  6. JaviM dijo:

    Muy buen post, una pena que la obviedad que describes no sea percibida como en nuestra sociedad :/

  7. shawna dijo:

    A ver, Nn, ¿tú tienes comprensión lectora? Vuelve a leer al comentarista de arriba. Ha repetido DOS VECES “sin quitarle gravedad al asunto”, así que en ningún momento dice que “no fue para tanto”, como tú das a entender en tu respuesta. Lo único que aclara es que no hubo penetración, porque la autora del artículo habla de “violación”, y en términos legales, para que exista violación tiene que haber penetración. Ahora, lo que sí sufrió Maria Schneider fue una “agresión sexual”, y tanto el director como Brando debieron ir a la cárcel por ello. Pero por increíble que parezca, y a pesar de que el trauma puede ser exactamente igual en ambos casos, la penetración se considera un agravante, y añadirá años de cárcel al agresor.

  8. Pedro dijo:

    A ver, hacer una “encerrona improvisacional a un actor mayor de edad es una putada que poco tiene que ver con una autentica violación. Los promotores de este bulo sin sentido no solo insultan a la inteligencia de los lectores que decidimos leer los articulos y ver los videos relacionados, también insultan a todas aquellas personas que han sufrido una autentica violación, es más al frivolizar con un problema tan serio no solo se menosprecia a toda victima de violación, también se la desprecia.

    • Lidia Baños dijo:

      No he entendido muy bien tu comentario, Pedro. Sea como sea, creo que no eres nadie para calificar la gravedad de lo que vivió Maria Schneider o hablar de “auténticas violaciones”. La que fue violada es ella y ahora hasta el propio Bertolucci lo ha reconocido. Basta ya de restar importancia al asunto y echar por tierra (de nuevo) el testimonio de una mujer que ha sufrido y a la que no se ha escuchado hasta que un hombre ha dado su versión.

    • Badwolf dijo:

      Ningún extremo es bueno, ni igualitario. Al Cesar lo que es del Cesar, Pedro, tienes razón al decir que frivolizar algo serio menosprecia la gravedad real, y esa es una táctica común en nuestra sociedad cuando se quiere desacreditar algo (Exactamente lo mismo se ha hecho desde el gobierno con los desahucios, por ejemplo), pero te equivocas hablar de bulo (No del todo), pues si se trata de algo que está mal en todos los sentidos, no obstante, Lidia, como han comentado más arriba, no se trata de una violación, y dentro del periodismo hay que saber usar las palabras correctas, así como realizar un trabajo de investigación y corroboración, pues Bertolucci no ha reconocido nada de eso (De igual modo, estas declaraciones fueron hace 3 años, y podemos ver exactamente lo que dijo), y por otro lado, tienes mucha razón en cuanto a lo de restar importancia. Ni podemos restar importancia, ni podemos frivolizarlo, así como tampoco exagerarlo, porque de cualquiera de estas tres maneras, al final, quien sale perjudicada es la propia causa por la que se lucha, ya sea por omisión, por trivialidad o por irrealidad.

      • Pedro dijo:

        Badwolf, obviamente al hablar de “bulo sin sentido” me refiero al bulo que se ha propagado de que hubo una agresión sexual en el rodaje de “El último tango en Paris”. Eso no quita que la actitud de Bertolucci sea reprobable. E incluso sería interesante dirimir si su comportamiento fue abuso de autoridad, bullying o mala práxis por querer “ir más allá” en ese contexto setentero en el que se pretendía tener una “liberación sexual” sin haber asimilado el propio y aún presente machismo. De todo eso creo que también habla la película.

      • Badwolf dijo:

        Pedro, quizás pude interpretarlo así por la misma razón que Lidia decía que no lo entendía, o quizás sólo fui yo. En cualquier caso agradezco tu aclaración y corrijo mi error.
        Hace unos años, discutía con un buen amigo sobre el prototipo de gay que se había empezado a fomentar por aquel entonces, el de una persona abierta a su homosexualidad, histriónica y siempre llamando la atención, etc… ese prototipo muy televisado de la época de los 90/Principios de los 2000. Ambos coincidíamos en que aquella forma de frivolizar la condición sexual creaba un rechazo e incomodidad en los demás, no porque fuera gay, sino porque la clase de comportamientos que se fomentaban invadían los círculos personales… Un tono de voz excesivamente alto y agudo en cualquier circunstancia, una fuerte manía al contacto físico no consensuado con los demás (Vamos, tocar constantemente a la otra persona en una conversación), una irremediable necesidad de centrar la atención sobre los mismos… Nunca me olvidaré que en mitad de aquella conversación, mi compañero me respondió con un “No los soporto, gritan a los cuatro vientos su reivindicación a la igualdad actuando de esa manera a modo de crítica, cuando en realidad hacen un flaco favor al movimiento gay… Y esto te lo digo como gay… No me siento representado”.

        En ocasiones el movimiento de igualdad social entre hombres y mujeres ha perdido fuelle por esta misma razón, como dije antes, ya sea por omisión, por trivialidad o por irrealidad… a veces por nuestra propia culpa tratando de defenderlo, otras por políticas dispuestas para parchearlo únicamente, como por ejemplo el sueldo entre hombres y mujeres… Preguntad en cualquier pequeña o mediana empresa, y veremos que hombres y mujeres cobran por igual, la desigualdad no está en los escalones más bajos, sino en las grandes empresas y en puestos altos… pero la ley no pretende cambiar esto, sólo parchearlo con un “Estamos trabajando en ello”. Otras veces centramos demasiado nuestra atención en hechos pasados, como ocurre con Disney y las películas creadas en los años 30/40/50, y dejamos de lado lo que ocurre hoy, conozco casos de amigas que se oponen a capa y espada contra Disney por aquellas viejas y anticuadas películas, pero que hoy escuchan el último “hito” (por llamarlo de alguna manera) del tipo este llamado Maluma.

        La única forma de luchar de verdad por un ideal, es hacerlo desde la verdad y el entendimiento, sino, tenemos todas las papeletas para que cualquier “alma de cántaro” nos eche abajo nuestras bases por demasiada frivolidad, exageración o demagogia… Sí, existe un grave problema de igualdad en nuestra sociedad, Sí, la mejor forma de solucionarlo es empezando por la educación, pero No, no se puede tratar de poner fin a una injusticia creando otra, ni solucionar un problema parcheando sus consecuencias, el problema raíz es que nadie sabe lo que es igualdad y muchos no se meten al trapo por evitarse problemas y así seguir cómodamente en su zona de confort… como cuando el empresario abusa de los trabajadores, y cuando uno de ellos se levanta, el resto esconde la cabeza en vez de luchar por su bienestar (Aunque si el trabajador lo consigue, su éxito si que es bien recibido por los demás… Irónico ¿No?).

        ¡Dios, me he puesto a escribir y ahora me he dado cuenta de lo largo que es!

        Ésta es mi opinión, y si habéis leído hasta aquí ¿Cuál es la vuestra?

  9. Pedro dijo:

    Lidia, no se muy bien como funciona lo de los comentarios, pero he intentado responderte a tu entrada que empieza con “No he entendido muy bien tu comentario” pero el sistema no los procesa automaticamente. ¿Quizás me has bloqueado accidentalmente?

  10. Raquel dijo:

    Pongámonos en situación, pero al revés: un hombre viene y nos dice que su compañera de reparto de película y su directora planearon violarlo, grabarlo y fue un éxito absoluto (pongamos éxito entre todas las comillas que deseéis). Todo se siguió rodando como si nada. ¿De verdad creéis que por el mero hecho de ser hombre lo creerían? Es una historia que no es para nada normal, que no ocurre en los sets de grabación y que, por lo tanto, es más que lógico que la gente no se lo crea, independientemente del sexo del que hable.

    • Lidia Baños dijo:

      Por desgracia es más normal de lo que crees, Raquel. Hitchcock también improvisó escenas sin avisar a Tippi Hedren en ‘Los pájaros’ (aunque no de carácter sexual, al menos), lo que hizo sufrir muchísimo a la actriz. Y sí, creo que para muchos la palabra de un hombre (y más si es un hombre poderoso) vale más que la de una mujer.

      • Badwolf dijo:

        Lidia tiene mucha razón, Raquel, si bien hoy en día, gracias a todo, ya no es tan común, y como dije al principio hablo desde el conocimiento ya que trabajo en el sector. Esto se ha hecho y se hace tanto con actores como con actrices, pero como también recalca Lidia, la mujer suele salir peor parada. En el ejemplo de María Schneider ya traía una leve depresión, y quizás, lo que peor le supo, como ella misma dijo, ya no fue sólo que tanto actor como director se callaran y desmintieran lo sucedido cuando ella lo hizo público, sino que lo peor que llevó, fue toda la sarta de imbéciles que luego continuaron con las bromas, como cuando ella iba a un restaurante y algún gracioso le llevaba mantequilla aún sin haberla pedido. La humillación pública que recibió acabó con ella.

  11. CristinaKurosawa dijo:

    Venga, vamos a ponernos a discutir sobre el concepto de violacion obviando el verdadero objeto de la noticia. En serio, que harta estoy ya de esta tecnica de manipulacion. Estos dos tios son unos delincuentes que le hicieron un dano posiblemente irreparable a una chica de 19 anos a la que encima nadie hizo caso. Es de absoluta verguenza.

    • Badwolf dijo:

      CristinaKurosawa, llamar a las cosas por su debido nombre, como dije más arriba, ayuda a que nadie pueda desmontarte la defensa y dejarte sin argumentos. No fue una violación, fue una escena interpretada donde no hubo sexo ni nada que se le pareciera, no fue una agresión, ambos estaban interpretando su papel. Schneider denunció que ella había aceptado un papel en el que se interpretaba una violación, pero que de haber sabido los detalles que le ocultó Bertolucci y cómo habría sido la escena al final, se habría negado a hacer el papel, pero claro, ella ya había firmado y rodado la mitad de la película y fue “obligada” a terminarla incluyendo aquella escena… Pongo obligada entre comillas porque si de pronto se negaba a continuar o a no hacer la escena, tenía una cláusula en el contrato por la cual debía indemnizar a los productores… Otra barbaridad que hacían antes en el cine, que menos mal ya no se hace hoy. Delincuentes no son, unos grandísimos capullos sí, y que Bertolucci debería, mínimo al menos, arrepentirse y disculparse también, no decir que lo hizo y que no se arrepiente y que lo volvería a hacer, como dijo hace 3 años, que es de cuando fue la entrevista donde declaró todo esto.

  12. wow…qué artículo… no se puede decir más…realmente horrible…parece una historia de terror más que real

  13. Pedro dijo:

    Badwolf, sabias palabras.por muchas que sean. Cierto es que en ocasiones cuesta mantener la cabeza fría y se deja uno llevar por la pasión y la indignación. El creciente sensacionalismo en los medios digitales cuyo único fin es el número de clicks conseguido y no la descripción precisa y contrastada de noticias tampoco ayuda mucho ni al entendimiento ni a la equidad, pero mientras haya voluntad al final cualquier entendimiento es posible.

  14. Este caso en particular, no sólo se puede limitar a un caso de machismo, sino que tiene mucho más peso el hecho de que era una persona normal contra alguien con mucho poder, influencia y reconocimiento y cuya pérdida o condena se vería como algo lamentable para muchos. ¿Hacerle caso a una actriz y que se arruine la carrera, la influencia y futuras obras de ese director? ¿O sacrificar a esa actriz en aras del arte? ¿Cuántos casos no hay en el mundo donde se decide sacrificar a un ciudadano para proteger los intereses de los poderosos?

  15. Charo Sayan dijo:

    FEMINISTAS O NO, HAY UN HECHO CUYA PRUEBA EXISTE Y ESTA GRABADA, AQUI HAY UNA CHICA DE 19 AŇOS VIOLADA Q NO DEBE QUEDAR IMPUNE. HAGAMOS FUERZA DESDE NUESTROS LUGARES X LA MEMORIA DE ESTA ACTRIZ, PARA Q SIRVA DE EJEMPLO, Q NO PUEDE QUEDAR IMPUNE, PIDAMOS Q SEAN RETIRADOS LOS NOMBRES DEL PASEO DE LA FAMA DE MARLON BRANDO Y DE BERTUCHELLI COMO SENTENCIA A Q LA JUSTICIA TARDA PERO LLEGA Y NO DEBE QUEDAR ESTE HECHO EN LA .IMPUNIDAD

    • Badwolf dijo:

      Salvo por lo de “violada” por las razones que ya he puesto más arriba, oye… estoy perfectamente de acuerdo con que retirar ambas estrellas sería un buen comienzo.

  16. Pingback: Nada es cierto hasta que un hombre lo diga | el Blog de l'Associació de Dones Pal·las Atena

  17. María dijo:

    Así es. Y en los casos de violación, como éste, ni siquiera cuando un hombre lo confiesa se le da credibilidad a la víctima, lo cual ya es el colmo. Está habiendo muchas voces en defensa de Bertolucci y tildando todavía a Schneider de mentirosa y exagerada y la violación de inexistente incluso después de confesado el crimen por el propio Bertolucci. De locos.

    • Lidia Baños dijo:

      Justamente acabo de leer hace un par de horas unas declaraciones de Almodóvar en las que llama “intolerantes” a todos los que critican a Bertolucci y Marlon Brando, además de restar importancia a la agresión porque “ocurrió hace muchos años” y “en el cine pasan muchas cosas así”. De locos, sin duda…

  18. Miguel dijo:

    Sin querer desmerecer el peso real de tu reportaje, me parece que es extremadamente polarizado y no realmente comprehensivo con la mentalidad de los tiempos en que ésto ocurrió ni con “técnicas de actuación” que eran abiertamente aceptadas por ciertos movimientos teatrales y de actuación.

    Como actor y estudiante de teatro me tocó conocer e investigar en corrientes teatrales que iban desde lo ridiculo hasta lo extremo y gente fascinada con ellas, gente importante en posiciones privilegiadas en el área dramática.

    De verdad entiendo y creo que cualquier persona que sufre una situación que considere humillante y traumática como la descrita acá es susceptible de tener profundas cicatrices, pero no transformes en un discurso político acerca de la cultura machista algo más complejo y amplio que la raza, sexo o religión de las personas involucradas en este caso.

    • Lidia Baños dijo:

      Hola, Miguel. No son técnicas de actuación, sino una agresión sexual en toda regla. Otra cosa es que estas prácticas deplorables estuviesen más extendidas en el cine de lo que pensamos (está claro que Bertolucci no es el único), pero eso no quiere decir que no haya que llamar a las cosas por su nombre y, por supuesto, que no haya que denunciarlas como he intentado hacer yo en este artículo.

  19. Jorge Cordoba Simon dijo:

    Francamente:

    «No quería que fingiese la humillación, quería que la sintiese», admitió el director.

    Eso es una violación. De hecho que alguien pueda decir algo como eso y quedarse tan pancho te da la medida de la distorsión de la realidad. No solo es violación, sino que además se pretende que la víctima experimente toda la humillación de la misma para grabarlo en video.

    Quizá sería interesante que hiciéramos la analogía eliminando el asunto del cine.

    Un tipo acuerda con otro humillar a una mujer mediante un asalto sexual consistente en rebozarle una barra de mantequilla por ahí mismo mientras lo graba en video.

    Creo que además es importante pararse a pensar que en esta situación, que no haya penetración es lo de menos. A fin de cuentas, si ambos se han puesto de acuerdo para usar la barra de mantequilla y grabar “su humillación”, que hubieran dado el paso a penetración (o violencia física) no es, para nada, impensable. Ella debía estar aterrorizada.

  20. Badwolf dijo:

    En serio ¿Alguno de vosotros ha escuchado o leído las declaraciones de Schneider? Ya no me refiero a lo que haya dicho Bertolucci, sino a lo que decía la propia María Schneider, lo que estuvo denunciando y criticando durante años. Porque, en serio, parece que todo el mundo lee sólo lo que quiere leer, y ya se está yendo por donde no debería. Os aconsejo encarecidamente que leáis e investiguéis antes de emitir un juicio, porque estáis extremadamente errados.

    Y una vez más, yo siempre he apoyado a Schneider, siempre creí en sus palabras incluso antes de que Bertolucci dijera nada hace tres años en esa entrevista, y siempre me ha parecido un tipo pedante y egocéntrico, capaz de hacer cualquier cosa por su “arte”, el cual no llego a soportar si quiera, pero una vez más, ninguno ha escuchado lo que dijo María, estáis bastante equivocados, pero vamos, seguid así, al final lo que de verdad importa queda relegado a un segundo plano ¿Queréis defender a María? Hacedlo bien, y haced honor a sus palabras y a su lucha, porque si faltáis a la verdad inventando cosas o haciendo caso a lo que no fue, al final conseguiréis que todo por lo que pasó María quede ninguneado por faltar a la verdad que ella misma defendió.

    1: La mantequilla nunca se usó de verdad, fue pura interpretación.
    2: No hubo ni agresión ni violación, fue pura interpretación.
    3: La humillación fue porque María hubiera preferido no rodar una escena así, pero se lo ocultaron desde el principio, lo cual es de ser unos verdaderos cabrones.
    4: La gente se pasó burlándose de ella por aquella escena durante años con bromitas de mal gusto, tanto hombres como mujeres, más cabrones sueltos por ahí.
    5: Lo que violentó a María en la escena fue la crudeza y los elementos como la mantequilla, ella misma declaró después que se había sentido humillada rodando algo tan grotesco.
    6: María había accedido a rodar la escena, desconociendo todos esos detalles, cuando llegaron a la escena y empezaron a filmar, ella continuó actuando, y recalco, ACTUANDO, a pesar de que no le gustaba nada lo que ocurría, también ella tenía una cláusula por la que no podía abandonar la película o debía indemnizar a la productora, fue una puñetera encerrona lo que le hicieron. Y como dijo ella misma “Menos mal que sólo fue una toma”.
    7: Cuando ella, en una entrevista, declaró los hechos, Bertolucci guardó silencio, doblemente capullo por ello, si la hubiera apoyado, a pesar de la encerrona, quizás eso le habría ayudado a María (Aunque fuera un poco), de nada sirve, ni la culpa expía, diciendo nada hace tres años.
    8: Lo que verdaderamente me parece que el artículo tiene una razón bestial, es el hecho de que casi nadie ha dado crédito a lo que dijera María hasta que el imbécil este abrió la boca, eso ya dice muchísimo de nuestra sociedad, y como dije antes, sin importar si se es hombre o mujer, todos han tenido delito por igual.
    9: Esa táctica de ocultar información a los actores (Hombres y mujeres), por desgracia fue muy usada en aquella época.

    Esto es un clarísimo ejemplo de delito contra la integridad personal de María, una prueba palpable de que hay gilipollas por ahí sueltos que se creen con todo el derecho del mundo a manipular a la gente a su antojo, y una fiel demostración de que nuestra sociedad, en el ámbito profesional, cree más al hombre que a la mujer, lo cual a estas alturas es completamente denigrante… PERO YA ESTÁ, dejad de inventar nada más…Y no digo con esto que lo que pasó fuera menos importante, sino todo lo contrario, sólo esto es suficientemente grave como para que Bertolucci deba pagar por lo que hizo, y como dijeron más arriba, no estaría nada mal que se empezara por eliminar su estrella en el paseo de la fama.

  21. tobi dijo:

    El director ha reconocido su intencion de humillar y ella ha afirmado que sus lagrimas eran reales , que no estaba interpretando.
    Además Bertolucci sólo se ha atrevido ha reconocer los hechos tras la muerte de ella, que ya no se puede defender. De sobra sabia que haberlo hecho antes le habria costado caro.

  22. Pingback: Nada es cierto hasta que un hombre lo diga – Mujeres visibles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s